El gobierno nacional lanzó un programa que aportará 550 millones de dólares para el desarrollo agrobioindustrial argentino denominado Agro XXI  que será financiado en forma conjunta con el Banco Mundial y el sector privado. El lanzamiento lo realizó el ministro Julián Domínguez junto a gobernadores, en el marco del Consejo Federal Agropecuario,

El plan Agro XXI tiene como objetivos principales el mejoramiento de los medios de vida rurales, la innovación para la transformación verde e inclusiva y el fortalecimiento del INTA para desarrollar un Plan Nacional de Conectividad Rural

A través del programa, se apuntalarán las principales líneas de trabajo trazadas por el Ministerio dando un mayor apoyo al sector ganadero, complementando el Plan GanAr, colaborando con el Plan Director de los Bajos Submeridionales, (que articula el Ministerio del Interior con las Provincias de Santiago del Estero, Chaco y Santa Fe mediante obras de infraestructura hídrica).

Por otro lado, se fortalecerá al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) para desarrollar un Plan de Conectividad Rural (electrificación rural, caminos rurales y red digital).Además, comprenderá la mejora de los rendimientos y la calidad de los productos agroalimentarios a partir de la incorporación de tecnología (Agtech). También impulsará el Plan de Desarrollo Cooperativo del sector agroalimentario.

"Tenemos la firme decisión de acompañar el desarrollo productivo de la Argentina, de manera federal y con perspectiva de futuro", explicó Julián Domínguez. Y agregó: "El mundo nos convoca a asumir los desafíos del cambio climático, a producir más y mejores alimentos y ser protagonistas en la seguridad alimentaria global".

En ese sentido, Domínguez concluyó: "Argentina, a través del desarrollo científico y biotecnológico y las tecnologías Agtech está en condiciones de realizar una nueva revolución productiva ya que contamos con los productores más competitivos del mundo"

La presentación de Agro XXI

En el marco de la reunión del Consejo Federal Agropecuario (CFA),  Domínguez estuvo junto con el director del Banco Mundial para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jordan Schwartz, y los gobernadores Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Jorge Capitanich (Chaco).

El programa Agro XXI sera financiado por el Banco Mundial con 400 millones de dólares, el Estado nacional  aportará 100 millones y el sector privado 50 millones; que se destinarán a la recuperación económica de los sistemas agroalimentarios a través de prácticas climáticamente inteligentes para el desarrollo agrobioindustrial de la Argentina.

El programa, gestionado por la cartera agropecuaria a través de la Dirección General de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales (DIPROSE), beneficiará a productores y productoras, MIPyMEs y organizaciones que forman parte del sistema agroalimentario argentino, con la mejora de la infraestructura pública para caminos, electrificación y conectividad rural, rehabilitación de obras de riego existentes y la coordinación con inversiones privadas intra prediales. Y a la asistencia técnica en actividades de adaptación y mitigación del cambio climático.