"Este mundo está roto" dice uno de los personajes de TWD en el trailer que anticipa sus últimos capítulos. Y es que las cosas parecen haber llegado a un punto muerto -valga la ironía- tanto para el post-apocalipsis zombie de la serie como para la imaginación de sus guionistas.

El próximo domingo empieza el final de lo que, sin embargo, fue una gran ficción, que tuvo picos de calidad narrativa y rating, aunque en sus últimos años había perdido el brillo e interés que la caracterizaban.

Breve recorrido por The Walking Dead

Terminaba octubre de 2010, y las escenas de una ciudad estadounidense (Atlanta) devastada y casi abandonada inauguraban una era en la televisión. Todavía no existía el streaming, por lo que el cable era el refugio de las ficciones que pretendían durar mucho tiempo.

La escena icónica de "The Walking Dead", cuando todo empezó.

Y vaya si lo logró. The Walking Dead, basada en la serie de cómics homónima de Robert Kirkman, Tony Moore y Charlie Adlard, fue pionera en el subgénero zombie -desprendimiento del horror post-apocalíptico- en formato televisivo, y se extendió por 11 temporadas.

No es que no hubiéramos tenido abundantes muertos vivos en el cine -gracias, George Romero- pero lo cierto es que TWD demostró que se podía contar una historia en la que el disparador fuera la plaga zombie y el sostén dramático fuera mucho más allá. Y, sobre todo en sus primeras temporadas, excelentemente filmado y actuado.

El terror inicial ante estas nuevas formas de no-vida que amenazaban extinguir a los seres humanos fue dando paso gradualmente a otros conflictos: morales, éticos, de poder. Los conceptos de familia, amor y amistad sufrieron drásticas variaciones a lo largo de los años, conforme el apocalipsis se consolidaba y la esperanza dio paso a la desazón, para luego instaurar el “sálvese quien pueda”.

Rick Grimes (Andrew Lincoln) y Michonne (Danai Gurira), dos de los más populares de la serie, ya afuera.

Sin embargo, la idea de que el humano siempre intentará vivir en comunidad y que ésta requiere de reglas, líderes y castigos, recorrió todas sus temporadas. El grupo inicial de supervivientes que se forjó en las dos primeras partes – Rick, Daryl, Carol, Lori, Shane, Carl, Maggie, Andrea- sufrió pérdidas y debió adaptarse a esta nueva manera de existir.

Hubo episodios memorables, especialmente en las primeras temporadas de la serie. El final de la primera, con el CDC (Centros para el Control y Prevención de Enfermedades) estallando y los protagonistas otra vez a la buena de Dios, con más preguntas que respuestas, el hallazgo de la pequeña Sofía convertida en “walker”, en el granero del viejo Hershel, la muerte de Lori dando a luz en la prisión a manos de su pobre hijo mayor son apenas algunos.

Los villanos en The Walking Dead

A medida que los protagonistas fueron acomodándose -por decirlo de algún modo- a esta nueva realidad nómade y de supervivencia, comenzaron a surgir villanos, líderes negativos que ante la escasez de recursos y la imposibilidad de generarlos en un futuro cercano, someten a los más débiles y generan aún más caos.

El primero fue el Gobernador, quien encabezaba Woodbury, el primer asentamiento organizado que vimos en la serie, en su tercera temporada. Allí llega Andrea, rescatada por Michonne, pero pronto descubren que el hombre no está bien de la cabeza y ataca al grupo de Rick en la prisión, en una guerra que terminará con muchas víctimas y afectará emocionalmente al grupo.

Siempre en la ruta buscando un lugar donde echar ciertas raíces, los sobrevivientes llegan a Terminus, promocionada como un refugio seguro pero... los humanos que viven allí son caníbales. Otra vez, luchar para escapar con vida y de nuevo a vagar.

Entre la quinta y sexta temporada tuvieron lugar quizás los capítulos con mayor carga de acción y brutalidad: el peligro mayor ya no son los “caminantes” sino los seres humanos que continúan con vida. A estas alturas, si siguen vivos es porque hacen lo que sea necesario.

Negan (Jeffrey Dean Morgan), fue el mejor villano. Ahora, redimido, se sumó al grupo.

Mientras los protagonistas conocen nuevas comunidades y aliados, también enfrentan nuevos enemigos como los abusivos Salvadores, liderados por el temible Negan (Jeffrey Dean Morgan) en lo que quizás haya sido el mejor momento de “The Walking Dead”.

Lo que vino después -la temible Alfa y sus Susurradores- marcó también el declive de la serie en sintonía con la salida de su protagonista principal Rick Grimes (Andrew Lincoln), la muerte de varios personajes populares y cierta repetición en la estructura nueva comunidad-relativa paz-peligro-guerra-destrucción.

Así será el final de TWD

¿Qué pasará desde el 2 de octubre a las 23 (hora argentina) por Star+?  Tras la opresiva presencia de langostas, una fuerza aún más poderosa se cierne sobre cada uno de los miembros de cada comunidad. Con las banderas de la Commonwealth izadas en Hilltop, Alexandria y Oceanside, no hay tiempo para estrategias para los que están en el camino.

La omnipresente Commonwealth avanza en su dominio opresivo.

Es una carrera contrarreloj para mantenerse con vida y sacar a los que aún viven en la Commonwealth antes de que Hornsby pueda ejecutar su venganza.

A medida que cada grupo continúa atrapado en situaciones incontrolables, las amenazas acechan en cada esquina, vivas o muertas. Y cabe recordar que los "walkers" mutados, de los que habíamos visto poco hasta ahora, dominarán la escena: pueden abrir puertas y trepar a voluntad.

Si bien habrá un cierre de la historia original, también se guiará al público hacia los futuros spinoffs de la serie con sus personajes favoritos: Rick y Michonne por un lado, Daryl y Carol por otro, y el redimido Negan con Maggie.

Daryl y Gabriel darán la batalla final.

"Queda mucha historia emocionante por contar en ' The Walking Dead'", comentó Scott Gimple, director de contenido de TWD Universe. "Este final será el comienzo de más Walking Dead: nuevas historias y personajes, caras y lugares familiares, nuevas voces, y nuevas mitologías. Este será un gran final que conducirá a nuevos estrenos. La evolución está sobre nosotros. The Walking Dead vive" agregó.

Si bien el público definirá qué tan cierto es eso -sus números de rating bajaron dramáticamente los últimos años- por lo menos habrá productos para elegir: además de los spinoffs mencionados, pueden verse actualmente “Fear The Walking Dead”, “ The Walking Dead: World Beyond”, “Tales of The Walking Dead” y cuatro webseries.

El cómic original finalizó en 2019, pero poco tendrá que ver con este desenlace televisivo que fue mucho más allá, con nuevas tramas y personajes. Ha concluido una era, de eso no hay dudas.

Trailer The Walking Dead - Temporada 11 - Parte 3 - Final

Más notas de

Analia Caballero

The Last Of Us, éxito en HBO Max: el apocalipsis zombie tiene mucho para dar

El fenómeno The Last of Us recién comienza

Laura Laprida y Bernardo Flores nos hablan sobre la vertiginosa Express 2

Express - Season 2 2023

La Dama de los Muertos: una miniserie austríaca que la rompe en Netflix

Totenfrau - Folge 1

2022: el año en que nos despedimos de historias y personajes inolvidables

2022: el año de los grandes finales

Harry y Meghan le dan el tiro de gracia a la realeza británica con su documental

Harry y Meghan tienen su revancha

Terminó la Argentina Comic Con: luces y sombras de un evento que se consolida

Así fue la segunda Comic Con del año

Guillermo del Toro: "Pinocho elige desobedecer para no traicionar a su alma"

Del Toro habla de "Pinocho", una fábula necesaria

Alice Englert y Nicholas Denton nos hablan de la sensual Dangerous Liaisons

A solas con los actores de Amistades Peligrosas

Premios Cóndor de Plata a las Series: "La industria recibió con alegría esta noticia"

Premios Cóndor de Plata: las series juegan en Primera

Tenenbaum y Halvorsen: "Tener a Lali es como tener a Messi en tu equipo"

El fin del amor: charla con las autoras