Luego de la renuncia de Elizabeth Gomez Alcorta y algunas disputas, el presidente definió el nuevo recambio dentro del gabinete nacional. Alberto Fernandez decidió que Victoria Tolosa Paz será la nueva ministra de Desarrollo Social, Kelly Olmos estará al frente del ministerio de Trabajo y Ayelén Mazzina quedará a cargo del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad.

Lo que disparó  los cambios y la reorganización en el gobierno fue la renuncia de Goméz Alcorta en repudio a los desalojos de miembros de la comunidad mapuche que realizó el Ministerio de Seguridad por orden judicial en Villa Mascardi. En su carta de renuncia la ahora ex ministra explicó que con este hecho se ha transpuesto un límite, por lo que debo dar un paso al costado para que otra persona tome a su cargo la importante responsabilidad de estar al frente de este Ministerio”.

 Así como hay quienes se alejan del gobierno, hay quienes se acercan… pero, ¿a cuál sector del frente de todos? Tal es el caso de la banca que ocupaba Victoria Tolosa Paz en la Cámara de Diputados que ahora será ocupada por Micaela Morán. Morán es una dirigente del Frente Renovador que hasta este fin de semana era funcionaria en el Ministerio de Transporte. En este juego de sillas parlamentario, el Frente Renovador suma una banca más dentro del interbloque oficialista, donde la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, también responde a la jefatura política de Massa.

De a poco, o no tanto, Massa, que el pasado agosto asumió como superministro -que agrupa la dirigencia de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura-  y generó rápidas repercusiones en los mercados y logró una caída en los dólares paralelos e ilegales, arma su fortaleza.

Si bien Massa podrá tirar agua para su molino, hay una persona, tal vez la más importante de la política argentina actual, con la que tiene una relación tensa: la vicepresidenta, Cristina Kirchner… y ya sabemos quién mueve el tensiómetro en esa relación. Hace algunos días nomás, la vicepresidenta pidió por redes “una política de intervención más precisa y efectiva en el sector y, al mismo tiempo, diseñar un instrumento que refuerce la seguridad alimentaria en materia de indigencia” al darse a conocer los datos de pobreza e indigencia.

¿Quiénes son las nuevas integrantes del gabinete nacional?

Según informó presidencia en un comunicado, “Fernández ha convocado a tres mujeres de diferentes edades, procedencia geográfica y amplia trayectoria en sus temas de referencia a formar parte de su gabinete con el fin de profundizar la amplitud de miradas y la eficiencia en la gestión”.

La ahora ex diputada, Victoria Tolosa Paz, forma parte de esta gestión desde diciembre de 2019, cuando fue nombrada titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales.

Kelly Olmos, que desde el jueves será la ministra de Trabajo, es licenciada en Economía por la Universidad de Buenos Aires, magíster en Economía Urbana por la Universidad Torcuato Di Tella y posgrado en Formulación y Evaluación de Proyectos de Inversión (INPE-OEA-Cepal).

Es directora del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), consejera nacional del Partido Justicialista (PJ) y coordinadora de la Comisión de Financiamiento del Desarrollo de los Equipos Técnicos del PJ nacional.

Por último, pero no menos importante, Ayelén Mazzina. Es la actual Secretaria de la Mujer, Diversidad e Igualdad de San Luis, desde la cual impulsó la Ley de Paridad de Género aprobada en 2020 en su provincia. Estuvo a cargo de la organización del 35º Encuentro Plurinacional de Mujeres, Lesbianas, Trans, Travestis, Bisexuales, Intersexuales y No Binaries en Territorio Huarpe, Comechingón y Ranquel. Fue Concejala por la Ciudad de San Luis y es profesora en Ciencia Política.

En el caso de Ayelen, su antecesora la felicito por redes y se mostró optimista. “Compañera generosa, humilde y con una gran capacidad de gestión. Confío en que seguirá levantando bien alto las banderas de los derechos de las mujeres y LGBTI+”, dijo la ex ministra.

Con estos últimos ingresos al gabinete, se cumplirán 18 cambios de ministros desde el inicio de la gestión de Fernández. Ahora bien, ¿en qué momento llegan estos cambios? Repasemos brevemente los últimos datos de inflación, empleo y pobreza como índices que marcan el camino. En agosto la inflación, al igual que en los últimos meses, llegó al 7 por ciento mensual, según el INDEC. A pocos días del dato de septiembre, las consultoras privadas, entre ellas EcoGo, C&T, Libertad y Progreso y LCG,  no se muestran muy optimistas y estiman una inflación mensual del 6,7 por ciento y 6,9 por ciento.

Para agosto, la variación interanual fue de 78,5 por ciento según el INDEC y la acumulada (es decir desde enero de 2022) fue de 56,4 por ciento. ¿Cómo quedan los salarios en todo esto?

En julio, cuando la inflación mensual fue de 7,4 por ciento, los salarios se incrementaron un 5,5 por ciento mensual y 68,7 por ciento interanual. Ese crecimiento mensual se componía de subas del 5,4 por ciento en el sector privado registrado, 7,3 por ciento en el sector público y 3 por ciento en el sector privado no registrado. Se torna casi imposible para los trabajadores seguir los niveles de inflación con estos números…. Sigamos.

Los últimos índices de pobreza publicados por INDEC reflejan una disminución de la misma con respecto al semestre anterior pasando de 37,4 por ciento a 36,5 por ciento. Sin embargo, en el mismo informe se muestra que al mismo tiempo que la pobreza disminuyó, la indigencia aumentó 0,6 puntos.

Entonces, en el marco de una crisis económica feroz, la finalización del año se torna difícil para el gobierno pero especialmente para los y las argentinas. Son muchos los años, ya desde el 2017, que los salarios de los trabajadores pierden contra la inflación. Ya no hay referencia de precios y la posibilidad de planificar se convirtió en nula. Sumado a la preocupante realidad de que el trabajo no asegura estar por encima de la línea de la pobreza.

Estos números debilitan al gobierno y su credibilidad. Es posible pensar que en este escenario, los cambios en el gabinete con personas más allegadas al presidente, sean en pos de fortalecer el rol presidencial que, con la asunción de Massa, pasó a estar algo relegado.

Más notas de

Paridad en la Macro

Camino al sur: la consolidación de una moneda regional latinoamericana

Camino al sur: la consolidación de una moneda regional latinoamericana

Crisis de cuidados y vulnerabilidad financiera: dos cuentas pendientes

Crisis de cuidados y vulnerabilidad  financiera: dos cuentas pendientes

El balance necesario del salario y de los precios en 2022 

El balance necesario del salario y de los precios en 2022 

¿Son los bienes comunes el nuevo paradigma de la Economía?

¿Son los bienes comunes el nuevo paradigma de la Economía?

¿Un verano para el consumo?

¿Un verano para el consumo?

La economía del campeón

La economía del campeón

El sector industrial: un balance de 2022

El sector industrial: un balance de 2022

La "cooperación" como un tercer principio fundamental de la evolución

La "cooperación" como un tercer principio fundamental de la evolución

Cómo operan las plataformas de transporte en el AMBA

Cómo operan las plataformas de transporte en el AMBA

El consumo y el mundial: un empate técnico

El consumo y el mundial: un empate técnico