Oportunamente, en “Palabras más, palabras menos” (BAE Negocios, 18/09/2022), se analizaba el Decreto de Necesidad y Urgencia 576/22, que dispuso una insólita medida de Política Económica:  devaluar ($200 x U$S1) por 20 días hábiles (durante septiembre del 2022) para el poroto de soja y sus derivados.

La norma en cuestión, tuvo múltiples impactos domésticos e internacionales:

  • una extraordinaria transferencia de ingresos en favor de los Sectores Rentísticos (Terratenientes de la Zona Núcleo de la Pampa Húmeda), desde los Sectores Populares (profesionales independientes, trabajadores formales e informales, jubilados, pensionados, entre otros), a través del aumento de los precios en los “bienes salario” (aceite de soja y mezcla, carnes avícola y porcina, huevos y leche, entre otros), y en las cadenas de valor del biocombustible, del alimento balanceado, de las glicerinas, etc.,
  • un incremento “artificial” en la tasa de retorno del “bien soja”vis a vis el resto de las explotaciones, tendenciando la producción (aún más) al monocultivo,
  • un alza en las tasas de interés, reguladas y no reguladas, ante la necesidad de ampliar la “esterilización” (vía Letras de Liquidez) de la emisión monetaria que demandó la puesta en práctica de la medida,
  • un aumento del Déficit Fiscal Total (1) , ya que la variación positiva del Déficit Cuasifiscal (2) superó a la disminución (mayor recaudación por Derechos de Exportación) del Déficit Fiscal Primario (3) y
  • una vulneración de las “buenas prácticas” del Comercio Internacional, que impide los “subsidios cruzados" (4)  (internos o externos), para la penetración en terceros mercados.

Ahora bien, ante tantos desatinos, las preguntas que merodeaban “en el ambiente” eran: ¿quién es el “cerebro” que la pergeñó?, y ¿qué “sutilezas” discursivas utilizó para convencer a los decisores?

Ya que hay que atreverse a tomar una medida del tipo...

Todos ponen, uno lleva

Un reciente artículo de autor, en un diario especializado en información económico-financiera (5)  “allana” los interrogantes.

El CEO de una relevante compañía, dedicada a la comercialización de insumos para el Sector Agroexportador, y que utiliza la metodología de “compensación con productos” (6)  para saldar las cuentas acreedoras y deudoras de sus clientes/proveedores, se “hace cargo” de su génesis.

Naturalmente, la actividad del “lobista” (7), como la del “alegato de oído” (8)  práctica usual y aceptada, desarrollada sobre los funcionarios públicos; demanda, especialmente, de quienes velan por el Bien Común, un alto grado de discernimiento (9); tarea indispensable por parte de todo aquel que debe tomar decisiones poniendo sus saberes al servicio de la Comunidad.

Va de suyo que por desconocimiento, o confluencia de intereses, este no fue el caso.

Si, como nos señalan las Escrituras: “por los frutos los conoceréis”, los que aparentaban gobernar “para Todos”, concluyen haciéndolo para las singularidades, tal cual las “cosmovisiones posmodernas” distinguen como “aceptables” para la administración de la “cosa pública”.

Los “padeceres generales” y los “beneficios individuales”, en el último octenio, determinan un “estilo” de gobernanza que es indispensable trocar, por otro que tenga como eje resolutivo las demandas políticas, económicas, sociales, culturales y espirituales de las mayorías.

Solo así, se concretará aquello de...

“A mayores talentos, mayor responsabilidad con la Creación”

Para ello, un “buen Gobierno” debe:

  • tener una comprensión cabal del Nuevo Orden Internacional, que sucede al perimido régimen de la Globalización, como se señaló en “El mundo actual facilita los modelos de desarrollo nacional” (BAE Negocios, 04/09/2017),
  • velar por una Inserción Internacional Inteligente (3I), desde la defensa de los Intereses Superiores de la Patria, como fue explicitado, entre otros, en “Una sana Administración del Comercio Exterior” (BAE Negocios, 24/01/2021), y
  • procurar que la totalidad de los factores productivos, que conforman la “Base Material de la Nación”, se articulen de manera tal que atiendan, esencialmente, las necesidades de los Sectores Populares: industriales, comerciantes, proveedores de servicios, trabajadores formales e informales, jubilados, pensionados, profesionales independientes y pequeños o medianos productores agropecuarios, entre otros.

En este marco, y trazada una pertinente “hoja de ruta”, se evitará implementar ideas “disparatadas” como las del “dólar soja”, que solo beneficiaron a “intensas minorías”.

Es dable esperar que, dado los perjuicios ocasionados, el Poder Ejecutivo reflexione y haga “caso omiso” a recomendaciones que, sobre el mismo tenor, están realizando funcionarios designados recientemente, que sugieren insistir en idéntica dirección para otros cultivos de cereales y oleaginosas (10).

Más aun cuando, como fuera señalado en “...un Plan Económico Nacional” – Parte I (BAE Negocios, 01/05/2022) y Parte II (BAE Negocios, 08/05/2022), hay otras medidas de Política Económica, técnicamente eficaces y eficientes, que facilitan encontrar los equilibrios Fiscal y Externo que, conjuntamente con la mancomunión de la dirigencia empresarial, sindical, religiosa, política y social, forman la piedra basal de un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción.

 

Lic. Guillermo Moreno

Lic. Pablo Challú

Lic. Walter Romero

 

Agradecemos la colaboración de Marcos von Ifflinger

 

1- El Déficit Fiscal Total es la sumatoria de los Déficits: Financiero de la Tesorería Nacional, el de las Jurisdicciones sub Nacionales y el “Cuasifiscal” del Banco Central de la República Argentina.

2- Se define como Déficit Cuasifiscal al saldo negativo entre intereses cobrados y pagados por el Banco Central de la República Argentina (BCRA).

3-  Déficit Fiscal Primario (DFP) es la diferencia (de signo negativo) entre los Ingresos y Gastos Corrientes del Sector Público Nacional, en un periodo dado.

4.  Subsidio cruzado: es una práctica, violatoria de las “buenas artes” en el comercio local e internacional, que tiende a fomentando la demanda de un bien o servicio, ya sea disminuyendo su precio por debajo de su costo o incentivando artificialmente su tasa de ganancia en detrimento de otro/s.

5- “La hora de otro CEO que quiere ir por más” (El Cronista, 06/10/2022).

6- Se entienden como de “compensación con productos” a aquellas operaciones de comercio donde el deudor honra sus compromisos con parte de los bienes y servicios producidos.

7-  Ejercicio de la influencia en una organización, esfera o actividad social en beneficio de intereses propios.

8- “Alegato de oído”: así se conoce a la práctica forense de que uno o más litigantes (o sus abogados) se entrevisten con el juez de la causa para enfatizar o aportar argumentos desarrollados en una pieza procesal sin contar con la presencia de todos los interesados.  Es una práctica muy arraigada, al punto que ni siquiera es cuestionada por los abogados de la contraparte que “padeció” tal conducta.

9- Según San Ignacio, se interpreta el “discernimiento” como aquella tarea que: facilita el “buscar y encontrar la Voz del Espíritu, que nos habla en los detalles corrientes y prácticos de nuestras vidas”.

10- En “Una mirada sobre la cuestión cambiaria”(El Cronista ,07/10/2022), el autor sostiene, desde un punto de vista errado, que se debe replicar la medida en cuestión, ya que: en el último mes (por septiembre ‘22), se denotó una marcada sensibilidad al precio de la divisa cuando se lograron alinear las condiciones de funcionamiento político-económico fundamentales”.

 

 

 

Más notas de

Guillermo Moreno

Capitalismo ¿para los fondos de inversión o para la producción y el trabajo?

Capitalismo ¿para los fondos de inversión o para la producción y el trabajo?

Argentina: causas y consecuencias de la inflación

Argentina: causas y consecuencias de la inflación

La Socialdemocracia: su pretensión de vigencia -Parte I-

La Socialdemocracia:  su pretensión de vigencia -Parte I-

Acuerdo de información entre AFP y EE.UU: FATCA que te quiero FATCA

FATCA que te quiero FATCA

Política económica: ¿para el bien común o el interés particular?

El dólar soja a $230 impacta en los precios locales

La economía se "arregla" entre todos o nadie lo hace (Parte IV)

La economía se "arregla" entre todos o nadie lo hace (Parte IV)

La economía: la “arreglamos” entre todos,o nadie lo hace -Parte III-

La economía: la “arreglamos” entre todos,o nadie lo hace -Parte III-

La economía la “arreglamos” entre todos, o nadie lo hace -Parte II

La economía la “arreglamos” entre todos, o nadie lo hace -Parte II

Sin lo Financiero, no se puede... con lo Financiero solo, no alcanza

Sin lo Financiero, no se puede... con lo Financiero solo, no alcanza

Nuevo Orden Internacional: su impacto en las empresas argentinas -Parte II-

Nuevo Orden Internacional: su impacto en las empresas argentinas -Parte II-