Oportunamente, en “Acuerdo UE-MERCOSUR, ¿innovación o desuetudo?” (BAE Negocios, 26/03/2018), se expresaba que en términos geopolíticos, la realidad actual parece requerir un análisis vertical, alineando de un lado a los globalistas, sean estos neoliberales o socialdemócratas, y del otro a las diversas corrientes del pensamiento nacional, que priorizan las condiciones endógenas en sus modelos de desarrollo.

Esta última perspectiva, lejos de constituir una posición dogmática que lleve al aislamiento, debe coadyuvar a la posibilidad de imprimir a la economía argentina una velocidad de crecimiento y distribución del producto que le sea propia, y que genere las condiciones imprescindibles de competitividad de sus bienes y servicios, a partir de una Inserción Internacional Inteligente (3I), que contemple la máxima utilización de la capacidad instalada, en todas las ramas, y un dinámico abastecimiento del mercado interno.

En este marco, resulta imprescindible un “robusto” superávit de Balanza Comercial (BC), ya que es el único que puede equilibrar la Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos (1). 

 Por ello, ante las dificultades para su logro, es que, en “Planificar la oferta” (BAE Negocios, 05/04/2020), como primera medida, se recomendó el establecimiento de fundadas prioridades sobre la asignación de los escasos dólares disponibles, de forma tal que fueran utilizados para los insumos indispensables (repuestos y bienes de capital entre otros), no producidos en el país.

Más aún, en “Un Modelo de...” – Parte II (BAE Negocios, 30/08/2020), se expresó la necesidad de utilización de dos instrumentos indispensables, como “anverso y reverso de una misma moneda”:

  • un Tipo de Cambio Competitivo (TCC) que permita, a la producción local, no solo su hegemonía en el mercado interno, sino fundamentalmente la expansión hacia terceros, y
  • una sana Administración del Comercio Exterior (ACE) que lo complemente, y favorezca sustantivamente la generación del empleo doméstico.

Sin embargo, la actual administración persiste en sus desaciertos, y transita la coyuntura de...

 

   “Mal en Peor” – dicho popular (2) 

En un contexto apremiante, dado por la necesidad de honrar los compromisos devengados de la Deuda Externa (pública y privada), y a pesar de los históricamente favorables Términos de Intercambio (3), como ilustra el Gráfico, el trimestre junio-agosto de 2022, presenta un déficit de la BC que alcanza los U$S 1.015 M.

 

 

Los incorrectos incentivos generados en el mercado cambiario son, entre otros, los responsables de esta situación, ya que han provocado un exacerbado estímulo a la importación (4) y un “desaliento” a la exportación.

En este sentido, como se puede observar, el Saldo mantiene un nivel ostensiblemente inferior al alcanzado en igual período del año anterior, revirtiéndose, quizás, en septiembre ’22 producto de la devaluación “a la carta” para el “complejo sojero”, con los impactos que ello produjo, como fuera profusamente explicitado en “Palabras más, palabras menos” (BAE Negocios, 18/09/2022).

Ahora bien, dada la vigencia temporal de la medida, formalizada por el DNU 576/22, es dable resaltar que, en los meses finales del corriente año, si no se instrumentan otras medidas ad hoc, el diferencial entre exportaciones e importaciones se reducirá, nuevamente, de forma significativa en términos interanuales.

Por lo tanto, hacia el futuro cercano solo se avizora, si se cumplen las metas y objetivos del pésimo Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), un...

Dantesco escenario de ajuste (5)

Ello, producto del conjunto de inconsistencias, indefiniciones y contradicciones en que incurre la actual gestión, que impiden el aprovechamiento del favorable contexto internacional y agudizan los profundos desequilibrios macroeconómicos, tal cual se describió en “Radiografía del fracaso: 2014-2022” (BAE Negocios, 04/09/2022).

Más aún, como fuera señalado en “Argentina, una economía: ¿de extracción o de producción y empleo?” (BAE Negocios, 25/09/2022), la reciente administración económica, entre otras decisiones contextuales, implementó: fuertes aumentos en las tarifas de servicios públicos (luz, gas, agua y transporte), un importante ajuste en los gastos del gobierno, inauditas tasas de interés, y la renovación de Bonos del Tesoro con garantía en la tasa de retorno, en un hecho inadmisible que anula el riesgo empresario al ofrecer su cancelación de acuerdo a la devaluación del Tipo de Cambio Oficial o del Coeficiente de Estabilización de Referencia, a elección del acreedor.

Adicionalmente, y ya desde un enfoque estructural, se intenta imponer (reconociéndoles, para el mercado interno, precios de paridad de exportacióN (6) como únicos sectores dinámicos del aparato productivo argentino, a aquellas empresas exportadoras vinculadas al: agro, minería y energía.

Naturalmente, ello traerá aparejadas, entre otras consecuencias:

  • un sub-consumo de alimentos en el mercado doméstico (dado el incremento de precios), que aumentará los saldos exportables, y
  • la desintegración del Complejo Industrial Argentino, por la pérdida de competitividad sistémica que se deriva del exorbitante precio del insumo energético.

Va de suyo, que los efectos de este esquema, para el entramado social, podrían ser catastróficos e irreversibles.

Lamentablemente, las ideas rectoras, que en términos de modelo económico, anidan en la aparente oposición (Alianza “Juntos”), conforman hoy, el “corpus” del pensamiento del actual oficialismo

Pero, la suerte no está echada

Pueden haber otras alternativas, tal como fue señalado en “... un Plan Económico Nacional” – Parte I (BAE Negocios, 01/05/2022) y Parte II (BAE Negocios, 08/05/2022), donde se explicitaron las bases para implementar un Modelo de Desarrollo Económico Permanente y Sustentable (MoDEPyS), con orientación a la producción.

 

Lic. Guillermo Moreno

Lic. Pablo Challú

Lic. Walter Romero

Agradecemos la colaboración de Marcos von Ifflinger

 
1- La Cuenta Corriente de la Balanza de Pagos está integrada por las denominadas: Balanza Comercial, diferencia entre el cobro y el pago de exportaciones e importaciones de bienes; Balanza de Servicios, saldos entre ingresos y egresos monetarios generados por seguros, fletes, turismo, aplicaciones informáticas y otros; Balanza de Transferencias Unilaterales (Ingreso Secundario), remesas, donaciones o ayudas monetarias a no residentes; y Balanza de Rentas (Ingreso Primario), que recoge todos los ingresos y egresos generados por los factores productivos nacionales en el exterior, o de sus titulares no residentes en nuestro país. La única que podría registrar saldo positivo es la Comercial, las restantes son estructuralmente negativas. 
2- Dicho popular que hace referencia a una concatenación de hechos desafortunados.
3- El Índice de Términos del Intercambio es aquel que mide la relación entre los índices de precios de exportación y de importación (INDEC).
4- La demanda local de un producto es satisfecha con la producción doméstica y la oferta extranjera. El importador, que accede al dólar comercial oficial ($147 por dólar), con el criterio de: “un negocio de oportunidad” define el precio de comercialización al máximo que el mercado permita, siendo, en algunos casos, superior al doméstico. Frente a esta situación la oferta endógena también ajusta el precio, generándose lo que en la literatura se denomina “inflación de costos”; que aporta otra causalidad a las ya existentes, espiralizando su nivel.

 

5- Dicho especialmente de una escena, una imagen o una situación que causa espanto.
6- Los Precios de Paridad de Exportación son aquellos que igualan, en valor, los internacionales a los domésticos.

Más notas de

Guillermo Moreno

La economía: la “arreglamos” entre todos,o nadie lo hace -Parte III-

La economía: la “arreglamos” entre todos,o nadie lo hace -Parte III-

La economía la “arreglamos” entre todos, o nadie lo hace -Parte II

La economía la “arreglamos” entre todos, o nadie lo hace -Parte II

Sin lo Financiero, no se puede... con lo Financiero solo, no alcanza

Sin lo Financiero, no se puede... con lo Financiero solo, no alcanza

Nuevo Orden Internacional: su impacto en las empresas argentinas -Parte II-

Nuevo Orden Internacional: su impacto en las empresas argentinas -Parte II-

Nuevo Orden Internacional: su impacto en las empresas argentinas -Parte I-

Nuevo Orden Internacional: su impacto en las empresas argentinas -Parte I-

Política económica: ¿para el bien común o el interés particular?

Política económica: ¿para el bien común o el interés particular?

Cambia... nada cambia

Cambia... nada cambia

Sector Externo: decisiones imprudentes (Parte II)

Sector Externo: decisiones imprudentes (Parte II)

Argentina, ¿una economía de extracción o de producción y empleo?

Argentina, ¿una economía de extracción o de producción y empleo?

Palabras más, palabras menos...: "dólar soja" e inflación

Palabras más,  palabras menos...