La Asociación Empresaria Argentina (AEA) se manifestó en contra del proyecto de ley de la "renta inesperada" que presentó este lunes el Gobierno en el Congreso. La organización consideró "un retroceso" la iniciativa para cobrar un impuesto especial a aquellas compañías que tuvieron ingresos extraordinarios en el último tiempo, y se mostró a favor de "aprovechar" las oportunidades de ganancias repentinas por la guerra.

"En la Argentina hay una muy elevada presión tributaria para el sector formal de la economía, que creció muy fuertemente en los últimos 20 años. Por eso, la propuesta de un impuesto a la renta inesperada es un retroceso", sostuvo el presidente de AEA, Jaime Campos.

Jaime Campos

El Gobierno presentó ayer el proyecto de ley para aplicar una alícuota especial del 15% al impuesto a las Ganancias para Sociedades. Se aplicará a aquellas empresas que tuvieron una "renta inesperada" producto de la disparada de precios internacionales que generó la guerra en Ucrania. Según estimaciones oficiales, serán gravadas menos del 1% de las compañías argentinas.

Los empresarios más importantes del país se reúnen este martes en un evento organizado por la AEA bajo el lema "El sector privado es el factor clave para el desarrollo". En ese contesto, Campos alertó: "Mantener déficit públicos permanentes siempre fue una de las causas centrales de la alta inflación y de nuestro subdesarrollo". En ese sentido, consideró que la sustentabilidad fiscal "es imprescindible para evitar la inestabilidad y las crisis recurrentes".

La economía argentina, según los empresarios

El dirigente sostuvo, por otra parte, que la Argentina debe contar con una "moneda respetada por la ciudadanía y un requisito básico para ello es que las cuentas públicas estén equilibradas", a la vez que añadió: "Debemos recuperar la legitimidad monetaria mediante un acuerdo económico amplio y consensuado".

También, afirmó: "El ámbito propio de las empresas privadas debe ser respetado. En tal sentido, la injerencia del Estado en la toma de decisiones empresariales, como en materia de controles de precios, no dinamiza la economía del país".

A su criterio, el país "debe prepararse para aprovechar las oportunidades que existen en diversos aspectos de materia económica, que se incrementaron por los cambios acontecidos en el sistema internacional". Para ello, resaltó la necesidad de contar con "reglas de juego claras que brinden previsibilidad a los inversores".

Campos señaló además: "El único camino para generar más empleo e ingresos e ir hacia el desarrollo sostenido, es a través de permitir y estimular las energías del sector privado para emprender, desarrollar nuevos proyectos, a invertir y a conquistar mercados externos".

Por su parte, el presidente Alberto Fernández dio el discurso de apertura del evento de AEA en un mensaje grabado y, si bien destacó que Argentina puede "aprovechar la ventana de oportunidad" para ser "un gran productor de energía y de alimentos", pidió "responsabilidad en un contexto de guerra". Un día después de la presentación del proyecto de renta inesperada, destacó la necesidad de "reglamentar adecuadamente la distribución del ingreso", ya que "un número muy importante de argentinos no han logrado captar" las "ganancias que se están dando".