El fondo de inversiones Titan Consortium presentó una demanda en Estados Unidos contra el Estado argentino por unos 320 millones de dólares a causa de la expropiación de Aerolíneas Argentinas en 2008. Si esta demanda prospera, se sumaría a los tres juicios abiertos contra el país en cortes de Nueva York.

El argumento de los demandantes es que Argentina incumplió el pago tras un fallo en contra, dispuesto por el tribunal arbitral del Banco Mundial (CIADI) en 2019. En aquel entonces, el organismo internacional rechazó el pedido de nulidad realizado al país, luego de que en 2017 la condenara a desembolsar USD 320 millones más intereses.

Titan logró demandar a Argentina luego de que le comprara el derecho a hacerlo al fondo inglés Burford Capital, el mismo que litiga actualmente contra el gobierno argentino por la expropiación de YPF. A su vez, Burford se lo había comprado a la empresa española Teinver, dueña del grupo Marsans, luego de que ésta quebrara.

Cuando se dispuso la expropiación de Aerolíneas Argentinas en 2008, el Tribunal de Tasaciones de la Nación la valuó en forma negativa por 832 millones de dólares. En cambio, Marsans, sostuvo que la empresa valía 600 millones de dólares, lo que inició el desacuerdo.

Si el litigio continúa, se agregará a otros tres juicios abiertos contra el Estado argentino en Nueva York: la primera está vinculada a la expropiación de YPF a Repsol; la segunda es la del cupón PBI, en el que un grupo de acreedores demanda al país por cambiar la base de cálculo del Producto Bruto

Mientras que la última es la del remanente de holdouts que tienen deuda en default de Argentina y nunca entraron a los sucesivos canjes que se llevaron adelante.