Alejandro Formento, director del Banco Provincia y presidente de Provincia Microcréditos, explicó la política que lleva adelante la entidad bonaerense y puntualizó que se parte de un umbral corto de participación del crédito en el Producto Bruto Interno, que no supera el 15%, y que lo convierte en un punto bajo con respecto a la región. "Partimos de una cuestión estructural con el problema de profundidad del sistema financiero. Hablar de desarrollo implica hablar de crédito y de qué herramientas pueden ofrecerse", sostuvo.

Además, destacó que el Banco Provincia es una de las "piezas importantes" del gobierno de la provincia de Buenos Aires para el desarrollo. "Había perdido su posición en el marcado tanto a empresas como a pymes y nos puso el desafío de pensar la banca pública como un elemento central para revertir la poca profundidad del sistema financiero", indicó Formento durante su exposición en el marco del 25° Aniversario de BAE Negocios.

Al escenario complejo se sumó la pandemia. El Gobierno decidió "reorientar el banco a su tradición histórica, que plantea su Carta Orgánica, con tres ejes claros: el crédito a la producción, pensar la innovacion y la cercanía y la inclusión financiera" para que los sectores más vulnerables accedan a los servicios.

"Estos ejes tenían como prerrequisitos fortalecer el Banco Provincia y reorientar el crédito al sector productivo. Después de dos años y medio hemos logrado reencauzarlo".

Formento explicó que el Banco Provincia está en niveles de liquidez por arriba del sistema y que recuperó el market share perdido en la etapa anterior.

"Volvimos a revertir la posición en que las pymes habían cedido terreno ante las grandes corporaciones. El banco tenía, como el Nación, créditos defaulteados con Vicentin y con Molinos Cañuelas y se había focalizado en grandes créditos y empresas y se había abandonado la política histórica", apuntó Formento para explicar el cambio sustancial en la reorientación del rol de la entidad.

En ese punto, también planteó que se colocó a la entidad al "servicio del sector productivo". "Pusimos en marca decisiones concretas y osadas, como fue lanzar créditos a tasas subsidiadas a 24% a traves de Repyme, allá en 2020, cuando la tasas estaban entre el 70% y el 80%. Después de dos años y medio podemos decir que se recuperó la posición de mercado", concluyó.