José de Mendiguren, secretario de Industria y Desarrollo Productivo, se reunió con autoridades de la Unión Industrial Argentina (UIA), con la presencia de Daniel Funes de Rioja, y acordó llevar adelante una agenda de trabajo conjunta con el objetivo de mantener los niveles de producción.

"El objetivo en común que tenemos es sostener el nivel de actividad; las pymes tuvieron un nivel de exportaciones récord en el primer semestre del año y, aún con las dificultades que hay en materia de divisas, tenemos que coordinar el trabajo para que no se pare de producir y generar empleo", explicó el secretario de Industria.

Por el lado de la UIA, se mostraron a favor de continuar con el diálogo en la búsqueda de un entorno favorable para el desarrollo y crecimiento industrial. Para ello, destacaron la importancia de "generar una mesa de trabajo que permita avanzar en agendas como el acceso a divisas para la adquisición de bienes de capital e insumos clave en el proceso productivo, el fortalecimiento del entramado federal pyme, el desarrollo sectorial y regional, la promoción de exportaciones con valor agregado y la dinamización del financiamiento para la inversión productiva, entre otros temas".

Luego de recibir a la cúpula de la entidad fabril, De Mendiguren valoró el "comportamiento ejemplar" de los sectores productivos y aseguró que su mayor desafío al frente de la cartera es "no dejar caer el nivel de actividad". Si bien hay ciertas cuestiones a resolver en materia económica, el secretario asegura que la falta de dólares "se puede ir resolviendo a partir de septiembre, cuando dejemos de tener los gastos en materia energética".

De Mendiguren también se refirió a la cuestión de la brecha cambiaria

Industria argentina y la generación de dólares

Para de Mendiguren "la industria argentina, el sector productivo argentino está generando dólares a diferencia de otras épocas, cuando el saldo negativo de la balanza comercial se tenía que cubrir con endeudamiento; este año aspiramos llegar a US$ 90.000 millones de exportaciones, que significa una balanza comercial favorable entre US$ 10.000 millones y US$ 14.000 millones".

De esta forma, el funcionario considera que los distintos sectores de producción "han tenido un comportamiento ejemplar en todo aspecto; hoy prácticamente todos los sectores industriales están un 5% por arriba de la prepandemia".

Por otro lado, remarcó que la industria mira hacia el futuro, y si es así, "es porque hay confianza; la Argentina lo demostró en su historia; cada vez que tuvo crisis profundas por un mal manejo financiero, se ha recuperado desde la producción, desde el interior hacia Buenos Aires".

A su vez, consideró que el gran esfuerzo tiene que ser en "achicar la brecha". Además, enfatizó en que "podemos discutir si el tipo de cambio oficial es correcto o incorrecto; lo que sí no tenemos dudas que el otro tipo de cambio no tiene ningún sustento técnico ni lógico". Es por eso que hay que "lograr estabilizar la economía pero preservando el poder adquisitivo del salario".

La UIA aspira a un "crecimiento sostenido"

Así lo confirmó Daniel Funes de Rioja, tras la reunión con José de Mendiguren. "En el corto plazo tenemos los temas referidos a las cuestiones energéticas y las cuestiones relativas a los insumos importados; uno de los temas más acuciantes; a su vez le hemos transmitido los problemas que se dan también en los insumos nacionales por los cuellos de botella", explicó.

La UIA apuesta al diálogo

Asimismo, consideró importante mantener "el diálogo, la posibilidad de concertación y la búsqueda en común de políticas de Estado que tengan horizonte de mediano y largo plazo y que vayan más allá de las contingencias o las luchas políticas y estén en un modelo industrialista productivista que Argentina necesita".