La directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, destacó los buenos resultados de su reunión con el ministro de Economía, Sergio Massa, y confirmó que no habrá cambios las metas fiscales y de reservas que la Argentina debe cumplir en el marco de su acuerdo con el organismo. 

"Recibí con beneplácito su fuerte compromiso e impulso para lograr las metas del programaque se mantendrán sin ser alteradas--y los concluyentes avances logrados en áreas fundamentales", destacó la titular del Fondo en su declaración luego del encuentro que tuvo lugar en Washington.

Georgieva confirmó que aún no se cerró la segunda revisión técnica del acuerdo por la cual llegará un desembolso de USD4.000 millones. Las conversaciones continuarán esta semana, aunque el proceso está avanzado en un 95%. “Nuestros equipos continuarán las reuniones de manera virtual esta semana con objetivo de concluir staff-level agreement en los próximos días”, dijo.

En este sentido, resaltó los avances en el marco macroeconómico, los parámetros fiscales —"con énfasis en una mejor orientación de los subsidios a la energía, transporte y agua, junto con una mejor priorización del gasto y manejo estricto del presupuesto"—, la implementación "sólida y consistente" del marco de política monetaria, la acumulación de reservas y el mayor foco en revisar los incentivos fiscales corporativos y en combatir la evasión fiscal y el lavado de dinero.

Como informó BAE Negocios, en la previa de la reunión con el FMI Massa se reunió con David Lipton, quien es mano derecha de la titular del Tesoro de EE.UU., Janet Yellen, y un hombre con mucha influencia dentro del Fondo por su experiencia como funcionario. "Muy buena", fue lo que dijo el funcionario respecto a la reunión.

¿Qué se discutió? Mientras que Massa se interesó en avanzar de alguna forma en el acuerdo de información entre la Argentina y los Estados Unidos, para detectar cuentas de argentinos no declaradas en el exterior, los funcionarios de Estados Unidos estuvieron atentos a las nuevas medidas de orden fiscal y al nuevo plan de estabilización de la economía argentina.

El encuentro entre el FMI y Argentina

Georgieva dijo que la reunión con Massa fue "muy positiva", al igual que los encuentros "productivos y altamente profesionales" entre los equipos técnicos. "Intercambiamos puntos de vista sobre la frágil situación económica y social en Argentina, la cual se ve también afectada por el complejo contexto global", detalló la titular del Fondo.

En la reunión también se discutió sobre "el impacto de la invasión de Rusia a Ucrania sobre la economía mundial y el precio de las materias primas, y las consecuentes repercusiones fiscales y de balanza de pagos en muchas economías en vías de desarrollo".

La titular del FMI celebró los "fuertes pasos" que hicieron Massa y su equipo económico "para estabilizar los mercados y revertir un escenario de alta volatilidad". "El Ministro expresó su clara intención en movilizar el apoyo externo, acentuar esfuerzos para estabilizar la economía y garantizar un crecimiento sustentable con inclusión, bajo los principios de orden fiscal y el fortalecimiento de las reservas", agregó Georgieva.

Los equipos del FMI y Argentina continuarán las reuniones de manera virtual esta semana, con el objetivo de concluir staff-level agreement en los próximos días.

La Primera Subdirectora Gerente, Gita Gopinath, y el Director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo, Ilan Goldfajn también participaron de las conversaciones con Massa, el Presidente del Banco Central, Miguel Ángel Pesce, y sus equipos durante el transcurso de la semana pasada.

Comunicado del FMI

Georgieva destacó el "fuerte compromiso e impulso" de Massa para lograr avances en las siguientes "áreas fundamentales":

  • El marco macroeconómico, que se actualizó para reflejar la evolución económica reciente y el difícil contexto internacional.
  • Los parámetros fiscales y las políticas subyacentes para asegurar los objetivos de déficit primario existentes del 2,5 % del PIB en 2022 y del 1,9 % del PIB en 2023, con énfasis en una mejor orientación de los subsidios a la energía, transporte y agua, junto con una mejor priorización del gasto y manejo estricto del presupuesto.
  • La implementación sólida y consistente del marco de política monetaria para asegurar el actual objetivo de sostener tasas de interés reales positivas, que a su vez es una herramienta para abordar el combate contra la inflación y movilizar el financiamiento interno, además de asegurar la competitividad externa.
  • La acumulación de reservas, que será impulsada por el marco general de políticas, además de medidas específicas (como el régimen temporal de incentivo a las agroexportaciones) para fortalecer la balanza comercial.
  • La agenda estructural, donde se pondrá mayor foco en revisar los incentivos fiscales corporativos y en combatir la evasión fiscal y el lavado de dinero, incluyendo a través de esfuerzos para promover de los intercambios de información y mecanismos de cooperación internacional.