El Gobierno nacional ofreció a los cinco gremios del sector docente con representación nacional un piso salarial de $70.000 a partir de septiembre que irá aumentando según la escala hasta el 1º de diciembre. Además, se propuso una cláusula de monitoreo y revisión del acuerdo en noviembre próximo. 

De esta manera, desde noviembre se estimaría una suba a $75.000 para el salario mínimo docente y de $77.137 para fin de año.

Por su parte, el gobierno de Alberto Fernández también ratificó los acuerdos de forma previa alcanzados con los sindicatos en concepto de los montos por el Fondo Nacional de Incentivo Docente (Fonid) y de suma fija extraordinaria de $1.800 pesos.

El gremio docente aún no dio una respuesta definitoria de cara a la oferta del oficialismo.

Mientras el gremio docente evalúa si acepta o no la oferta propuesta por el ministro de Educación, Jaime Perczyk, también se propuso revisar el acuerdo en noviembre y otorgar una suma de $5.634 desde este mes en concepto de adicional por "material didáctico y conectividad" y de $6.173 desde diciembre próximo.

"El compromiso es defender la educación pública y los salarios de los trabajadores, los maestros y los profesores. El compromiso y la voluntad política del Gobierno es que los salarios se recuperen y le ganen al proceso inflacionario", puntualizó Perczyk.

Según voceros que dialogaron con Télam, se abrirá una Comisión Negociadora sobre el Convenio Marco Docente, pero los sindicatos señalaron que evaluarán la propuesta antes de aguardar una nueva convocatoria oficial para responder la oferta formal y continuar las negociaciones.

Además, mientras en CABA ya está estipulado el comienzo y fin de clases del ciclo lectivo 2023, tampoco se definió una fecha clave para un nuevo encuentro de cara a continuar con las negociaciones. 

El Sadop, que lidera Jorge Kalinger, sostuvo que el gremio recibió la propuesta oficial y "la evaluará junto con sus bases", y ratificó junto con los otros gremios docentes "la necesidad de que no haya ajuste ni recortes educativos", que se convoque a paritarias en todo el país y que "se respete el piso salarial firmado a nivel nacional".

En síntesis, los cinco gremios docentes acordaron una paritaria anual del 45,45%, que incluyó cláusula de revisión, pero hacia mitad de año se reanudaron las negociaciones y se convino el adelantamiento de los tramos y una nueva reunión en septiembre, la que se realizó este miércoles y proseguirá en los próximos días en Educación.