Ante la llegada del impuesto a al "renta inesperada" en los anuncios de Martín Guzmán sobre los bonos de asistencia, representantes sectoriales y regionales de la Unión Industrial Argentina manifestaron hoy su preocupación por la posible creación de una alícuota adicional a las empresas.

En la reunión de la Junta Directiva de la entidad, se analizó "cómo afectará a la inversión un nuevo incremento en la presión tributaria sobre el sector formal de la economía y el impacto negativo que tendrá en la actividad y el empleo". Sin embargo, como informó BAE Negocios, pese al pedido de menos impuestos, el costo laboral cayó en las grandes empresas argentinas.

En los próximos días, el departamento de Política Tributaria y el CEU estudiarán los alcances de la medida, que se discutirá con sectores empresariales, gremiales y políticos, y su repercusión en los diferentes sectores productivos, adelantaron desde la UIA.

El impuesto ya había recibido el rechazo del campo, que argumentó que "con la reciente suba de 2% en aceite y harina de soja aportaron USD400 millones adicionales", por lo que "es hora que la política haga un esfuerzo". 

Según detalló Guzmán, el impuesto a la "renta inesperada" será "una alícuota a las empresas con ganancias netas imponibles altas, superiores a los 1000 millones de pesos al año", dijo. En este sentido, remarcó que es "una fracción muy pequeña", ya que en 2021 fue de solo el 3,2% de las empresas. 

Qué se discutió en la reunión de la Junta Directiva de la UIA

Por otra parte, se informó sobre las gestiones que se realizan ante el Banco Central (BCRA) con el objetivo de dinamizar el acceso a divisas para adquirir insumos clave del proceso productivo, en función de las problemáticas planteadas por los socios de la entidad.

En otro orden, diferentes sectores -papel, cartón y envases de uso general, entre otros- dieron cuenta de las dificultades que se registran en materia de importación de insumos y materiales reciclados, impedimentos impactan de manera negativa sobre la producción y el empleo local.

Con relación al Consenso Fiscal, se presentó un informe que da cuenta de las distorsiones y el impacto sobre la producción y las exportaciones producidas por el Impuesto a los Ingresos Brutos y la proliferación de tasas municipales a lo largo ya ancho del país.

Por su parte, el Departamento de Energía de la UIA presentó un análisis sobre la situación de la matriz energética del país y compartió la agenda de trabajo para los próximos meses frente a un escenario internacional de abastecimiento energético muy complejo.

En ese sentido, se informó que autoridades de la UIA se reunirán mañana con el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, y el equipo de la secretaría para abordar la agenda sectorial.