La suba de los precios de los alimentos y del boleto de colectivo, el incremento de los alquileres más el aumento en los combustibles y otros servicios impulsan el alza en el índice de precios de agosto, el octavo mes del año que se conoce este miércoles y que difunde el Instituto de Estadísticas y Censos (Indec).

El análisis privado de C&T precisó que "transporte y comunicaciones fue el rubro de mayor alza, de la mano del ajuste de 40% en el transporte público, y sobre el fin de mes se destacó el aumento de los combustibles".

Además, se destacó que la "indumentaria volvió a subir significativamente, al igual que en julio, a pesar de no ser un mes estacionalmente fuerte". También se indicó que los alimentos y las bebidas se incrementaron un 7,5%, resaltando particularmente el alza registrada en frutas y en verduras.

Con respecto al dato anual, señalaron que "la variación de doce meses trepó a 75,9%, ritmo comparable al de enero de 1992".

Desde la consultora LCG, en tanto advirtieron por el desempeño alcista de los alimentos, marcando que "están aumentando a un ritmo de 2% por semana, por lo que se dificulta encontrar señales de desaceleración".

Los indicadores en lo que va del año 2022 muestran una presión sostenida en los precios que relevan el IPC del Indec. En julio fue la marca más alta del año y la segunda, se había registrado en marzo.

Los datos fueron los siguientes 

  • Enero 3,9%
  • Febrero 4,7%
  • Marzo 6,7%
  • Abril 6%
  • mayo 5,1%
  • Junio 5,3%
  • Julio 7,4%

La inflación en CABA

La semana pasada se conoció que la inflación de la Ciudad de Buenos Aires llegó al 6,2% en agosto y la variación acumulada se ubicó en el 53% anual, mientras que en los últimos doce meses alcanzó el 74,6%.

El pasado viernes se dio a conocer el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que realiza todos los meses el Banco Central y que arrojó una previsión del 6,5% para la suba de precios de agosto.

Para el año que viene, calcularon que la inflación minorista rondará el 84,1%, esto es 7,6 p.p. más que en el cálculo efectuado a fines de julio. De cara a 2024, previeron un aumento de precios de 63,1% (3,1 p.p. superior al anterior relevamiento