Mientras algunos referentes de las criptomonedas hacen pronósticos alentadores y Elon Musk continúa con su impulso al Dogecoin, los precios de las monedas virtuales continúan empeorando y se enfrentan a un "huracán" económico que llegará en los próximos meses, según anticipó el director ejecutivo de JP Morgan, Jamie Dimon. "No sabemos si es uno menor o la supertormenta Sandy. "Será mejor que se preparen" para un "entorno no benigno" y "malos resultados", pronosticó el ejecutivo.

En una conferencia en Bernstein, Dimon dijo que "en este momento las cosas están algo soleadas, van bien. Todos creen que la Fed puede con esto”. Sin embargo, avisó: "Ese huracán está ahí fuera, viniendo hacia nosotros". ¿Por qué?  Las dificultades tras el crecimiento inducido por políticas de estímulo, el endurecimiento cuantitativo de los bancos centrales y la guerra Rusia-Ucrania complicaron enormemente la situación.

Para Dimon, la economía está "distorsionada" por la inflación. El ejecutivo se mostró preocupado por el endurecimiento cuantitativo, un proceso en el que la Fed se deshace de su cartera de bonos, al mismo tiempo que sube las tasas de interés. "Eso es algo para lo que el mercado no está preparado. La gente estará escribiendo sobre (esto) en los libros de historia durante 50 años", anticipó.

JP Morgan será "religioso" a la hora de pagar bien para retener a sus mejores trabajadores

Ante esto, JP Morgan ya se está preparando: "Vamos a ser muy conservadores con nuestro balance", aseguró Dimon. También dijo que su empresa hará todo lo posible por atraer talento para mantenerse en la cima del mundo financiero. El CEO afirmó que el banco será "religioso" a la hora de pagar bien para retener a sus mejores trabajadores, una política que muchas empresas toman para enfrentar la escasez de mano de obra ante la subida de precios.

Los problemas que se vienen

Según Dimon, la Fed está en un aprieto, por lo que debe subir las tasas debido al aumento de los precios de la vivienda y otras presiones inflacionistas. Además, subrayó que sigue pensando que el sistema bancario de Estados Unidos está en "gran forma" y puede soportar estos desafíos.

La guerra Rusia-Ucrania es otra cuestión por la que preocuparse. "Las guerras van mal. Fracasan. Tienen consecuencias imprevistas", dijo Dimon, y agregó que este conflicto seguirá agitando los mercados de materias primas de todo el mundo, afectando a los precios del petróleo, el gas y el trigo. De hecho, predijo este miércoles que es posible que los precios del crudo lleguen a subir hasta los 150 o 175 dólares por barril.

Hace unos días, Dimon había dicho que había "grandes nubes de tormenta" en el horizonte para la economía, pero expresó su esperanza de que puedan "disiparse". "Si fuera un huracán, se lo diría", dijo Dimon en la reunión de analistas, en una frase que con el paso de los días tomó más relevancia. 

Sin embargo, aclaró que las condiciones actuales tampoco son como el "tsunami" al que se enfrentaron los bancos en 2007 y 2008, cuando el mercado hipotecario se derrumbó y varias grandes instituciones financieras se hundieron.

En derrumbe el precio del Bitcoin

La caída de las criptomonedas, de las que Dimon es muy crítico, se explica principalmente por el endurecimiento cuantitativo. "(La Reserva Federal) no tiene otra opción, porque hay mucha liquidez en el sistema", dijo Dimon. "Tienen que eliminar parte de la liquidez para detener la especulación, para reducir los precios de las viviendas y cosas por el estilo. Y nunca has pasado por un ajuste cuantitativo", consignó.

El mercado de bitcoins y criptomonedas fue en estrecha sintonía con la Reserva Federal en los últimos meses, y los analistas apuntan a datos económicos más fuertes de lo esperado como la razón del último colapso de las criptomonedas.

Jamie Dimon es muy crítico de las criptomonedas

Según informó Forbeslos mercados bursátiles cayeron considerablemente este año, lo que afectó a los activos de mayor riesgo como bitcoin y las criptomonedas, ya que los inversores aceptan la postura cada vez más agresiva de la Fed, la guerra en Ucrania y las interrupciones de Covid en China.

El precio de bitcoin, después de saltar al comienzo de la semana, retrocedió y perdió terreno a medida que el criptomercado se prepara para un terremoto de la Reserva Federal de 9 billones de dólares. A las criptomonedas más pequeñas les fue aún peor: las diez monedas principales ethereum, BNB, XRP, solana y cardano, cayeron más del 5%.