La Bolsa de Comercio de Rosario manifestó este lunes su rechazo al cierre de exportaciones de aceite y harina de soja, por considerar que la medida tendrá "un impacto negativo en la producción e industrialización de la oleaginosa".

"Ante el comunicado mediante el cual se cierran las exportaciones de aceite y harina de soja, y que darían lugar a un eventual aumento de retenciones de estos productos, la Bolsa de Comercio de Rosario expresa su rechazo a la misma por considerar que tendrán un impacto negativo en la producción e industrialización de la oleaginosa", señaló la entidad en un comunicado.

Agregó que "la medida anunciada generará un mayor costo para las exportaciones del complejo agroindustrial presionando a la baja el valor que se podría pagar por la soja", a lo que "se suma una importante sequía que afecta a la presente campaña".

En ese sentido, resaltó que "la difícil situación por la que atraviesan muchos productores ha llevado a que varias provincias tuvieran que declarar la emergencia y/o desastre agropecuario".  

Además, el cierre de exportaciones "afecta directamente al polo de procesamiento de soja ubicado en el gran Rosario, actividad clave para diversificar los mercados de destino de la principal fuente de exportación de nuestro país evitando de esa forma la dependencia de unos pocos países compradores de grano de soja".

La Bolsa señaló que "para lograr un incremento en la actividad productiva, el desarrollo de nuevas inversiones, mayores niveles de empleo y una mayor generación de exportaciones y divisas es necesario contar con un óptimo marco jurídico y reglas de juego estables de largo plazo". 

"La medida a aplicar de ninguna manera ayudará al logro de esos objetivos ni favorecerá ese círculo virtuoso que sólo puede concretarse cuando un país -como parte de una estrategia de desarrollo consensuada- decide producir e invertir más en el campo y la agroindustria; solo con una mayor producción e inversión se conseguirá una mayor equidad y una mejora en los niveles de ingreso", concluyó la entidad.

El cierre de exportaciones del aceite y harina de soja

El Gobierno nacional decidió el último domingo suspender el Registro de Declaraciones Juradas de Venta al Exterior (DJVE) para las exportaciones de harina y aceite de soja, entre otras posiciones arancelarias de la oleaginosa, según informó la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios.

La subsecretaria, que depende del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, comunicó al sector exportador que “a partir de la fecha y hasta nuevo aviso el Registro de Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior que involucre las exportaciones de las siguientes posiciones arancelarias quedará suspendido a todos sus efectos”.

Los productos identificados con las posiciones arancelarias NCM 1507-10-00 y NCM 1507-90-19 (aceite de soja a granel y en tambores de 200 litros) y NCM 2304-00-10, (Pellets" y Harina de soja, "Pellets", de harina de extracción y "Pellets", harina de tortas) NCM 2304-00-90, (Residuos y desperdicios de la industria alimentaria, alimentos para animales. Pasteles y demás residuos sólidos de la extracción del aceite de soja, molidos o en pellets), comprenden a las exportaciones que quedan suspendidas.

El comunicado, que lleva la firma del subsecretario de Mercados Agropecuarios, Javier Preciado Patiño, señala que la medida fue tomada "de conformidad con los términos del artículo 18 de la resolución 2019-128" dispuesta el 14 de noviembre de 2019 por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca.