La brecha de ingresos entre el decil más próspero de la población y el 10% de recursos más bajo se redujo tres puntos porcentuales durante el primer semestre del año, al pasar de una distancia de 16 veces en el segundo trimestre del año pasado a 13 veces. Como conclusión, mejoró el resultado del Coeficiente de Gini, que mide los niveles de igualdad/desigualdad en el país. Este avance relativo en la distribución del ingreso puede explicarse por lo ocurrido durante los primeros tres meses, cuando la inflación todavía no se había desbocado. El informe difundido por el Indec da cuenta, también, del nivel de ingresos promedio de los asalariados y no asalariados del país. El 61,7% de la población total percibió un ingreso promedio de $66.552.

“La baja se explica por los primeros 3 meses del año, donde la inflación aún no era tan elevada (en marzo se aceleró) y el tirón de crecimiento de fines de 2021 aún estaba fuerte. Con los datos de distribución, se puede afirmar que el Indec informará una tasa de pobreza para el primer semestre cercana al 36.3%, un punto por debajo de la registrada en el mismo período del año pasado. Pero al cierre del año podría terminar cerca del 40%”, explicó Leopoldo Tornarolli, economista del CEDLAS – UNLP.

Según el informe del INDEC, al segundo trimestre del año, la distribución de hogares según la escala de ingresos per capita era la siguiente: del decil 1 al 3 los ingresos no superaban los 23.000 pesos, del decil 4 al 6, llegaba a los $42.000 y del 7 al 9, llegaban a los 82.000 pesos. Es decir, más allá de la mejora relativa en el Coeficiente de Gini, la crisis sigue siendo de ingresos. Este escenario se confirma al analizarse el impacto de la política de ingresos sociales desplegada por el Gobierno nacional.

“La participación de los ingresos no laborales sobre los ingresos totales de los hogares creció en 1,2 puntos porcentuales. Sin embargo, se observó un comportamiento desigual entre los deciles. Para los de ingresos más bajos, los recursos no laborales aumentaron su participación en 20 puntos porcentuales en promedio, mientras que para los de ingresos medios se mantuvieron prácticamente sin cambios y para los de ingresos más altos cayeron 3,3 puntos porcentuales. Este análisis deja en evidencia el impacto positivo sobre los ingresos totales de las asistencias sociales”, puede leerse en un informe de la consultora LCG.

Para Claudio Lozano, titular de Unidad Popular y del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas (IPyPP), tanto el dato sobre la mejora en el Coeficiente de Gini como la baja en el desempleo deberían matizarse con el aumento de la precariedad laboral.

“Se observa que el 73,5% de los nuevos empleos generados en el segundo trimestre del año son precarios. El proceso de generación de empleo asociado con la etapa de recuperación del último año, ha estado centrado casi exclusivamente en la expansión de maniobras ilegales para el uso de mano de obra barata por parte de los empleadores. Estamos hablando de puestos de trabajos privados del derecho laboral y de la cobertura social, cuyos salarios se situaban, al primer trimestre 2022, en el orden de los $36.000, es decir, al borde del valor de una canasta para la subsistencia”, sostuvo en un informe publicado este jueves.

Es decir, los efectos positivos de la reactivación de la actividad al primer semestre chocan con los indicadores sobre la precariedad laboral y los ingresos familiares, situación social agudizada durante la segunda parte del año a partir de la escalada inflacionaria que viaja directo al 100 por ciento interanual.

Más notas de

Sebastián Premici

El Gobierno ultima detalles para anunciar el dólar Navidad, reclamado por las cerealeras

El Gobierno ultima detalles para anunciar el dólar Navidad

La pérdida del poder adquisitivo es más profunda en los deciles más vulnerables

La pérdida del poder adquisitivo es más profunda en los deciles más vulnerables

El dólar soja y los controles a las importaciones dispararon el superávit comercial

Dólar soja y controles a importaciones dispararon el superávit comercial

Al ritmo de ventas actual, las reservas netas del BCRA alcanzarían hasta febrero

Al ritmo de ventas actual, las reservas netas del BCRA alcanzarían hasta febrero

Los trabajadores formales cubren el 88,9% de una CBT.

Los trabajadores formales  cubren el 88,9% de una CBT.

Los sojeros podrían aportar USD 3000 millones

Los sojeros podrían aportar USD 3000 millones

En la primera mitad de noviembre, las importaciones cayeron otro 20%

En la primera mitad de noviembre, las importaciones cayeron otro 20%

El BCRA no subirá la tasa de interés y avanza la dolarización vía CCL y MEP

El BCRA no subirá la tasa de interés y avanza la dolarización vía CCL y MEP

Los exportadores sojeros presionan para obtener su “dólar navidad”

Los exportadores sojeros presionan para obtener su “dólar navidad”

Caída de reservas y dudas sobre la deuda en pesos, detrás de la suba del CCL y MEP

Caída de reservas y dudas sobre la deuda en pesos, detrás de la suba del CCL y MEP