El ministro de Economía, Sergio Massa, recibió en el salón Scalabrini Ortiz del ministerio de Economía a la secretaria de Energía, Flavia Royón, y su equipo de trabajo. En tanto, la dependencia se prepara para poner en marcha el nuevo esquema de segmentación que además de los ingresos contempla los niveles de consumo de las familias.

Del encuentro participaron el jefe de Gabinete de Asesores, Leonardo Madcur; Darío Martínez, secretario de Energía saliente; Gonzalo Soriano, subsecretario de Planificación Energética saliente; Cecilia Garibotti, subsecretaria de Planificación Energética entrante; Federico Basualdo, subsecretario de Energía Eléctrica saliente; Santiago Yanotti, subsecretario de Energía Eléctrica entrante; Maggie Videla Oporto, subsecretaria de Hidrocarburos saliente; Federico Bernal, nuevo subsecretario de Hidrocarburos.

"Mantuvimos un encuentro con la secretaria de Energía, Flavia Royón, su equipo de trabajo, el ex titular del área Darío Martínez, y los colaboradores que lo acompañaron durante su gestión, para analizar el trabajo desarrollado e impulsar las nuevas acciones en @Energia_Ar", publicó Massa en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/SergioMassa/status/1556736857584664577

Royón, que trabajaba como secretaria de Energía del gobernador de Salta y aliado histórico de Massa, Gustavo Saenz, deberá poner en marcha la aplicación de la segmentación por ingresos y el criterio de consumo que añadió el nuevo ministro de Economía. Los detalles finos se conocerán a partir de este martes, pero algunas pinceladas ya fueron dadas a conocer por el Palacio de Hacienda.

En primer lugar, hay 10 millones de usuarios que mantendrán el subsidio y 4 millones que no lo tendrán porque no se inscribieron en el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE), que ya está cerrado. 

La tarifa social permanecerá sin cambios, por lo que continuará la asistencia. En tanto, para los que no cuenten con el beneficio en este esquema, que está estimado en el 20% de usuarios, tendrán un consumo subsidiado por hasta 400 kilovatios-hora (kWh) mensuales, por lo que sí superan ese límite, deberán pagar el costo pleno por el incremental. “Superar el consumo no hace caer la base del subsidio”, explicaron desde Economía. 

La intención de Massa es tener mayor progresividad en el sistema de subsidios energéticos y promover el ahorro de energía. “El 80% de la población consume el 50% de la electricidad, mientras que el otro 20% se lleva el resto”, graficaron en el Palacio de Hacienda.

El ahorro previsto es de $500.000 millones en los próximos 12 meses a valores actuales, que equivale a casi 1% del PBI. Esta es una de las señales que Massa quiere enviar al mercado y al FMI sobre una mayor disciplina fiscal. En Economía reconocen que la meta de un déficit fiscal del 2,5% del PBI para 2022 está “desviada” 0,7 puntos por lo que eso es lo que debe “ordenar” el ministro.