Los costos empresarios corrieron apenas por debajo de la inflación en lo que va del 2022. En el acumulado del año la suba del Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) fue de 34,9%, lo que estuvo sólo 1,3 puntos por debajo del 36,2% que marcó el IPC del Indec. La cosa cambia un poco si se mira la variación interanual, donde los costos treparon 57,3%, es decir 6,7 puntos por debajo del 64% de los precios minoristas. Hubo, así, remarcaciones por encima del impacto de unos costos que, hasta ahora, fueron amortiguados por el atraso cambiario, aunque las nuevas medidas para financiar importaciones obligarán a las empresas a un mayor gasto. Eso presionará en la inflación.

Los datos del primer semestre muestran que por ahora el dólar oficial fue el que rigió, como de costumbre, a las importaciones y a los costos. Y, hasta ahora, el oficial viene mostrando un importante atraso respecto a diciembre del 2021, contrario a la exigencia del FMI acerca de que se mantengan los niveles de competitividad. Según el ITCRM publicado en forma diaria por el BCRA, entre el 31 de diciembre y el 18 de julio la caída del tipo de cambio real fue de nada menos que 9,3%

Ese amortiguador sobre los costos empresarios cambió con las medidas recientes. Lo explicó el director de Epyca, Martín Kalos: "La comunicación del BCRA de fines de julio obliga a las empresas a pensar parte de su estructura de costos a partir de los dólares paralelos porque, al menos por un tiempo, van a tener que financiarse con ellos. El cálculo no es tan lineal, sino que pueden acceder al paralelo, cubrirse con dólar futuro y en unos meses acceder al oficial. Lo que sí hay en el medio es un gasto financiero y a eso que hay que agregarlo al cálculo de la estructura de costos".

Eso hace que desde julio todos los precios importados sean más caros, tanto para los minoristas como para los mayoristas. Coincidieron desde ACM: "Podemos esperar que la variación mensual del índice de precios mayoristas presente una aceleración en julio, tanto por expectativas como por los movimientos vistos en los dólares alternativos en estas últimas semanas. Por otro lado, las restricciones al acceso de divisas para importaciones puede impactar en algunos productos generando mayores heterogeneidades" 

Desde LCG señalaron: “Aun cuando el dólar oficial siga corriendo por detrás de los precios, la amplitud de la brecha cambiaria y su crecimiento sostenido reflejan un aumento de las expectativas de devaluación que, sumado a las mayores restricciones a las importaciones, seguramente pondrán un piso de inflación mayorista más alto en los próximos meses”.

Y agregaron: “La proyección de inflación mayorista fue corregida al alza, con un piso de 90% anual en diciembre, con tasas mensuales de al menos 5% promedio. Esto se debe al manto de incertidumbre que envuelve a la política y economía, con un ritmo de devaluación más elevado, mayores restricciones a las importaciones y niveles de inflación internacional que se mantienen altos, principalmente en energía y combustibles, imponiendo mayores costos. A su vez, esperamos observar un efecto derivado del aumento de tarifas que cada vez se aplaza más en el tiempo”. 

En junio, la suba de los precios mayoristas, que reflejan principalmente lo que ocurre con los insumos transables, fue de 4,8%, bastante por debajo del IPC del Indec, que marcó 5,3%. La medición ocurrió entre el 15 de mayo y el 15 de junio, por lo cual si hubo aceleraciones a fin de mes, se verán reflejadas en el índice de julio. Aun así, las subas más extraordinarias arrancaron en julio.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Récord del BCRA: en septiembre superó los USD 3.000 millones de compra de reservas

Al Central le llovieron dólares del campo

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

Cayó la desocupación y el empleo alcanzó su máximo en veinte años

PBI superó lo esperado pero consumo e inversión ya muestran frenos

Todos los factores de la demanda afectarán a la producción

Con megatasa, el Tesoro consiguió una extraordinaria renovación de vencimientos

Tras la segunda vuelta, Finanzas redondeó otra licitación exitosa

El BCRA subió la tasa al 6,2% y sigue por debajo del ritmo de la devaluación

La tasa sigue corriendo por detrás de otros precios relativos clave

El BCRA deberá ajustar la tasa pero el riesgo es una espiralización

El Directorio tomará una decisión en la tarde del jueves

El uso de maquinarias industriales desaceleró su dinámica en julio

El uso de maquinarias industriales desaceleró su dinámica en julio

Se disparó la emisión por intereses de Leliq pero la tasa se atrasó respecto al dólar

Se espera que el BCRA corrija esta semana

Con empleo en alza y salario en baja, el consumo dio señales negativas

O emprego industrial no Paraná expandiu 2% em marco, em comparacão ao mesmo mes do ano passado, enquanto a media nacional registrou queda de 0,6%.Foto: Gilson Abreu/FIEP

La actividad pisó el freno en julio y hubo un parate en la inversión

La actividad pisó el freno en julio y hubo un parate en la inversión