El inclasificable Elon Musk no deja de sembrar polémicas en cualquiera de los rubros en los que hace negocios y las criptomonedas no son una excepción. En medio del más crudo de los "criptoinviernos", un inversionista demandó a Musk por ser el ejecutor de un presunto esquema piramidal para hacer crecer la valoración de la moneda cripto Dogecoin.

Keith Johnson, "un ciudadano estadounidense que fue defraudado por el esquema de pirámide cripto de Dogecoin", demandó a Musk y sus empresas, alegando que constituyen una empresa ilícita para inflar el precio de la "meme-coin".

“Los demandados afirman falsa y engañosamente que Dogecoin es una inversión legítima cuando no tiene ningún valor”, dijo Johnson en su demanda, presentada el jueves en el tribunal federal de Manhattan. El demandante busca representar a una agrupación de personas que perdieron dinero comerciando con Dogecoin desde abril de 2019.

Está pidiendo 86 mil millones de dólares en daños y perjuicios, más daños triples de 172 mil millones de dólares, así como una orden que bloquee a Musk y a las compañías de promover la criptomoneda, y que declare que el comercio de Dogecoin constituye un juego bajo la ley de Estados Unidos y Nueva York.

Musk no respondió de inmediato a los correos electrónicos en busca de comentarios sobre la demanda. Los representantes de SpaceX y Tesla tampoco respondieron a la denuncia. Sin embargo, este domingo Musk se pronunció sobre el tema en Twitter, su futura red social con la que el hombre más rico del mundo mantiene una relación de amor-odio

De todas maneras, Musk solo se limitó a decir: "Seguiré apoyando a Dogecoin". Consultado por un seguidor sobre si seguirá comprando la criptomoneda de la que se autodenominó "padrino", el multimillonario sudafricano replicó: "Lo estoy (haciendo)". 

 

¿Qué es Dogecoin?

Al igual que Bitcoin y Ethereum, Dogecoin es una criptomoneda volátil cuyo valor no está respaldado por ningún otro activo. Sin embargo, la diferencia fundamental con las dos criptomonedas más populares es su historia de origen.

Creada por los ingenieros de software Billy Marcus y Jackson Palmer en 2013, Dogecoin nació como un chiste y una forma de buscar ridiculizar a los entusiastas de las criptos. La "meme-coin" toma su nombre y diseño basándose en un meme que por entonces era muy conocido: doge.

Pese a haber empezado como una sátira, hoy en día es el décimo activo con mayor capitalización de mercado en el ámbito cripto, algo que no simpatizó a Palmer, uno de sus creadores. En 2021, reapareció con el único propósito de aclarar que ese modelo económico “es un fraude”.

“Después de estudiarlo por varios años, creo que es una tecnología hipercapitalista inherentemente de derecha”, afirmó el programador australiano y aseguró que “es como tomar las peores partes del sistema capitalista y usar software para limitar técnicamente las intervenciones que sirven como protecciones o redes de seguridad para la persona promedio”.

El ingeniero también aprovechó para quejarse de ciertas personalidades de internet, aunque sin referenciar directamente a Musk, que están vendiendo “la falsa idea de un día ser un billonario como ellos” y no permiten una discusión apropiada frente al tema.