¿Deuda en dólares o deuda en pesos? Ese fue el debate que colmó los canales de televisión y las redes sociales luego de que la ex gobernadora bonaerense y actual precandidata a diputada Nacional por CABA María Eugenia Vidal asegurara que el presidente Alberto Fernández "se está endeudando más rápido por año" que el ex mandatario Mauricio Macri. Polémica que estalló cuando el sitio de fast checking chequeado.com ratificara esos dichos como "verdaderos". 

En esta línea y en clave electoral, el ministro de Economía, Martín Guzmán, resaltó que el gobierno del Frente de Todos tomó "cero deuda en dólares", frente a la gestión Cambiemos que dejó compromisos por 100.000 millones de dólares, al participar en el en el acto de la Militancia Peronista en Tucumán.  

Guzmán también remarcó que la economía argentina está viviendo un "proceso sólido de recuperación" y advirtió que "hablar de rebote es menospreciar lo que está ocurriendo" en el país.

"Luego de cuatro años de un modelo económico absolutamente fallido para satisfacer las necesidades y deseos del pueblo que le hizo mucho mal al país, y al que se le sumó la pandemia, hoy la economía argentina está viviendo un proceso sólido de recuperación económica", afirmó Guzmán.

Martín Guzmán sobre la deuda del macrismo

Durante el acto en Tucumán, el ministro Guzmán realizó un fuerte cuestionamiento de la gestión de Mauricio Macri, al afirmar que este Gobierno "está resolviendo los problemas más graves que dejó Juntos por el Cambio, empezando por aquel brutal y nocivo endeudamiento, que había hipotecado el futuro del país".

Al hacer referencia a declaraciones de la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, quien afirmó que el gobierno del presidente Alberto Fernández lleva un endeudamiento de 30.000 millones de dólares, Guzmán exclamó: "¡Qué engaño absoluto!"

 

"Vayamos a los números, deuda en dólares, verdes, que se comprometió el gobierno anterior a pagarle a acreedores internacionales. ¿Cuánto fue el endeudamiento en dólares que llevó a cabo JXC? 100.000 millones de dólares, el pueblo sabe", aseguró.

Pero no sólo cuestionó el endeudamiento sino también el destino de esos fondos, ya que "tres de cuatro años de gobierno hubo recesión en la Argentina, cayó la producción, cayó el empleo, aumentó la pobreza y aumentó la desigualdad" y ratificó que Juntos por el Cambio "dejó a la Argentina en la escasez".

"¿Cuánto endeudamiento en dólares tomó el gobierno del Frente de Todos? Cero, nosotros no nos endeudamos en dólares. El pueblo sabe", resaltó.

¿Deuda en dólares o deuda en pesos?

El núcleo del análisis sobre la veracidad de las declaraciones de Vidal estaría en cómo se percibe ese endeudamiento. En su afirmación, la ex gobernadora bonaerense suma la deuda en dólares con la deuda en pesos y la del Banco Central para financiar al tesoro y dolariza el total. 

Sin embargo, durante el último mandato de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner la deuda que aumentó fue en la propia moneda y canceló deuda con acreedores privados al canjear dólares del BCRA, darle una Letra y con eso pagarle a los acreedores externos. Por lo tanto, cayó el préstamo en divisa norteamericana. 

En este caso, el panorama total no presentaba una diferencia porque mientras se saldaba la deuda en dólares aumentaba el saldo que le debía el Estado al Banco Central

Al llegar Macri al poder en 2015, la lógica cambia y deja de pedirle reservas al Central para aprovechar el saldo positivo con los acreedores privados y empezó a endeudarse con el mercado en dólares. Inclusó acudió el mega préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar la cesación de pagos

"Lo que cambió con el gobierno de Cambiemos fue la composición de la deuda: aumentó la deuda con los acreedores privados y los organismos internacionales en mayor proporción a los pasivos con el sector público", esto es una de las líneas que marca Chequeado como ciertas en su artículo.

En la presidencia de Alberto Fernández, el timón volvió a girar hacia una política más parecida a la de CFK y creció la deuda para financiar al Tesoro mientas que se buscó el canje de la deuda con acreedores tomada en el gobierno anterior. 

Según Guzmán, esa situación recibida llevó a la actual gestión a tener como "uno de los grandes desafíos el de resolver el problema del endeudamiento e ir a dar las batallas que había que dar al mundo con firmeza, convicción y defensa de la soberanía".

"Logramos reestructurar la deuda en dólares con acreedores privados obteniendo un alivio de aproximadamente 37.000 millones de dólares para la Argentina en los próximos 10 años, eso es lo contrario a lo que hizo el gobierno anterior, es defender a nuestra patria a nuestra soberanía y sentar condiciones para una Argentina que se recupere", exclamó.

Repercusiones en redes sociales

Analistas financieros y economistas se pronunciaron en las redes sociales para analizar el trasfondo de las declaraciones del oficialismo y la oposición, y porqué el sitio Chequeado.com tomó a las declaraciones de Vida como "verdaderas". 

En este sentido el economista de la Consultora Ledesma Gabriel Caamaño compartió un hilo en su perfil de Twitter en el que analiza el origen de ambos tipos de duda y pone el poco en el déficil fiscal y aseguró que la forma de financiarlo el adquirir préstamos en dólares y no en pesos. 

En esa línea, el exministro de Hacienda Hernán Lacunza también se hace eco del análisis en el que suma todos los tipos de deuda y culpa al déficit fiscal. "No es cierto que el desendeudamiento del 2007- 2015 no fue magia, fue déficit", aseguró en Twitter. 
 
Por su parte, el analista financiero Christian Buteler se distanció de la postura anterior y señaló que Mauricio Macri fue el único presidente que "defaulteó" su propia deuda en pesos. 
 
"Macri fue el único presidente que defaulteó la deuda que el mismo había colocado en los 2 años anteriores a pesar de recibir un crédito récord por parte del FMI, con eso solo debería cerrarse la discusión de quien es peor colocando deuda", subrayó Buteler.

En el acto en Tucumán, el actual ministro de Economía, Martín Guzmán, señaló que la oposición con "estas frases engañosas" busca "confundir" pero lo que están haciendo es "referirse al financiamiento que el sector público obtiene en nuestra propia moneda en pesos".

"Y cuando dicen que el endeudamiento en pesos es un problema, lo que están diciendo es que lo que tendría que haber en la Argentina es un ajuste fiscal que destruye las capacidades productivas de nuestra economía, empleo, oportunidades. Eso hizo el gobierno anterior pero nosotros jamás vamos a ir por esa vía", sentenció.