El tipo de cambio terminó con variaciones menores para la volatilidad que mostró: saltó el lunes, cayó fuerte hasta el miércoles y terminó trepando jueves y viernes. Por medio del AL30 subió 0,84% a $208,26 el MEP, con un ccl casi sin operaciones; y vía el GD30 la suba fue del 1,21% a $208,49 en el MEP y del 0,58% a $208,16 en cable. La semana de los bonos fue mala con un viernes pésimo, el GD30 cayó 3,29% en MEP y 2,68% en ccl, mientras que la baja del AL30D fue del 2,71% alcanzando así su mínima cotización histórica. La brecha entre bonos apenas disminuye a 13,21%, y sigue pareciéndome una linda oportunidad de arbitraje.

Curvas de Rendimientos - Curva en Pesos + CER y en Dólares
S&P Merval gráfico por TradingView

La semana de los ADRs fue floja. La única que esquivó el rojo fue EDN con una suba testimonial del 0,73%; mientras que del lado bajista hubo varias destacadas como CRESY (15,03%), CEPU (7,10%), TGS (6,55%) y PAM (5,10%); sin dejar de mencionar a GLOB (10,16%) que ya acumula un derrape del 45% desde noviembre 2021. En la plaza local hubo poco que destacar: algunos verdes discretos como los de COME (2,79%), BYMA (1,50%) y VALO (1,25%); y entre las de peor semana encontramos a TXAR (3,90%), MIRG (3,50%) y CVH (3,10%). Respecto al volumen, el promedio semanal bajó a 975 millones diarios desde los 1.065 de hace una semana, y al respecto el aspecto negativo pasar que el día de mayor actividad (jueves con 1.364 millones operados) fue de el de mayor caída.

Los mercados internacionales no levantan cabeza. El norte pasó de un arranque muy promisorio con una rueda tremenda al alza el miércoles post conferencia de Powell, para dejar muchas preocupaciones con un jueves negro y un viernes de rojos moderados pero mucha volatilidad, quedando variaciones semanales negativas del 0,21% en el SP500 y del 1,25% en el Nasdaq (ya roza el 25% de baja desde el pico de noviembre pasado). Los commodities se movieron mixtos, metales con rojos del 0,67% en el oro que cotiza USD1.883 y del 1,80% en plata a USD22,33; mientras que el petróleo sorprendió yendo a contramano de todo con su fuerte suba del 6,11% a USD110,49. Brasil aún no logra recuperarse, el Bovespa cayó 2,54% y ya devolvió la suba del año en sólo cinco semanas; mientras que el real sigue su acelerada depreciación contra el dólar, de 10 centavos a 5.07 (quedando así la caída en dólares del índice en un 4,58%).

S&P 500 gráfico por TradingView

De cara a lo que viene, sobran los flancos que generar preocupación. En el mercado local deberíamos ver una reacción inmediata del Merval volviendo sobre 88 mil puntos sino podría continuar su achique hacia los 83/4 mil puntos, pero por ahora echa por tierra cualquier sentimiento alcista; el dólar mientras no vuelva sobre 210 pesos debería mantenerse tranquilo, y los bonos mostrar reacción, cosa que parece difícil. Internacionalmente, el norte también debe dar señales de reacción inmediata, el SP500 debe volver sobre 4180 puntos para desactivar mayores caídas y sobre 4300 para generar optimismo (en el Nasdaq esos valores son 13 mil y 13800, respectivamente). En commodities, metales frenaron en los valores planteados de USD1.850 en oro y USD22 en plata ahora se debe evaluar si los sostienen; mientras que el crudo sigue alcista mientras aguante sobre 106 dólares. Brasil ya tiene los 100 mil puntos del Bovespa a la vuelta de la esquina, que es una zona a mi parecer tentadora para ir armando posiciones; mientras que en lo cambiario seguimos con la idea de un real contra dólar en los 5.15/5.25 mientras siga sobre 4.85.

* Analista TM Inversiones