Llegó diciembre, un mes para cerrar el año, un mes redondo como una pelota de fútbol, redondo como una bola roja de Navidad. Aunque todos estemos con la mente en el Mundial de Qatar 2022, las Fiestas están a la vuelta del calendario. En unos días más, el 8 de diciembre, la tradición marca que llega la fecha de armar el arbolito. Como era de esperar, la decoración alusiva llega con aumento, pero también con opciones para diversos presupuestos. 

El año pasado, según datos que difundió la Cámara Argentina de la Industria del Juguete los precios de un árbol de Navidad abarcaban desde los $4.000 pesos hasta unos $14.000. Un árbol canadiense de 1,20 metros con 40 piezas podía salir entre $4.000 y $6100. Este año las cifras son más elevadas. Desde la Cámara  indican que "el aumento es de 85% aproximadamente". Sin embargo hay opciones. Según señalan, un árbol canadiense de 1,50 metros con luces y bochitas cuesta unos $12000 pero también hay versiones más económicas de 1,50 que pueden rondar los $ 4900.

Un monitoreo rápido por el mercado muestra diversos niveles. En la plataforma más popular de compras online los precios van de $5500 hasta los $81.000 para los modelos premium de más de dos metros. En ese marketplace los ítems del rubro de mayor demanda son guirnalda de alambre con 30 luces leds, tira de guirnaldas con 100 luces leds multicolor y cortina led de 300 luces con USB y control de efectos. 

Si bien para la mayoría de la gente los árboles son clásicos, con el rojo, el verde y el plateado o dorado como protagonistas, también hay líneas de vanguardia en el mundo de la decoración navideña. Algunas de las tendencias a nivel global que se observan para este año son los árboles blancos, los adornos personalizados (por ejemplo con nombres), los materiales y elementos naturales como flores o ratán, sumar luces originales y los árboles armados con libros, maderas y otras ideas creativas. También se impone decorar la casa y no sólo el árbol. 

Los orígenes 

Aunque no hay una historia oficial, los antecedente del árbol de Navidad combinan ritos paganos y religiosos. El uso de árboles de hoja perenne para simbolizar la vida eterna era una costumbre de los antiguos egipcios, chinos y hebreos. El culto a los árboles era común entre los paganos occidentales. Los primeros romanos conmemoraban el solsticio invernal con las saturnales, unas festividades en honor a Saturno, el dios de la agricultura, durante las cuales decoraban casas y templos con ramas y hojas de robles, laureles y acebos. Pero en territorio germano parecen estar las pistas del árbol de Navidad moderno.  El cristianismo adoptó y transformó estas costumbres paganas ante la imposibilidad de erradicarlas. Cuenta la leyenda que en el siglo VIII había un roble consagrado a Thor en la región de Hesse, en el centro de Alemania. Cada año, durante el solsticio de invierno, se le ofrecía un sacrificio. El misionero Bonifacio taló el árbol ante la mirada atónita de los lugareños y, tras leer el Evangelio, les ofreció un abeto, un árbol de paz que "representa la vida eterna porque sus hojas siempre están verdes" y porque su copa "señala al cielo".

La primera mención del árbol de Navidad aparece en 1419 en las instrucciones a los aprendices de panadero de la Fraternidad de Friburgo de la Alsacia alemana. Algunos mencionan también la "Weihnachtspyramide", la "pirámide navideña", un armazón triangular de madera con anaqueles para sostener figuras navideñas, decorada con ramas de abetos y pinos, coronas de acebo, muérdago y una estrella. En el transcurso del siglo XVI, la pirámide de Navidad y el árbol del Paraíso se habrían fusionado hasta convertirse en el árbol de Navidad. Así, esta costumbre era ya una arraigada tradición alemana tanto para católicos como para protestantes en el siglo XVIII. 

Según señala un artículo de The Conversation, los adornos de vidrio soplado se comercializaron en la década de 1870, muchos de ellos elaborados en pequeños talleres artesanos alemanes y bohemios, quienes, a la vista del éxito, también crearon elementos decorativos hechos de oropel, plomo fundido, cuentas y papel prensado. En 1890, cuando, gracias a Edison, empezaron a comercializarse en Estados Unidos las primeras tiras de lamparillas eléctricas, F.W. Woolworth, el precursor de los grandes almacenes modernos, vendía millones de dólares en adornos navideños. Al principio, el empresario accedió a regañadientes a comprar una caja de 144 adornos navideños baratos (pensaba que nadie los compraría porque no tenían utilidad). Se agotaron en pocas horas. En años sucesivos duplicó la cantidad cada vez y todavía no tenía suficiente. Se estima que las ventas totales entre 1880 y 1939 excedieron la asombrosa cantidad de quinientos millones de chucherías individuales. Había hecho accesibles los adornos que hasta entonces eran sólo para familias acomodadas. En la década de 1930 empezaron a fabricarse en Estados Unidos árboles artificiales hechos de cerdas de cepillo. 

Costumbres y árboles famosos

Las tradiciones para esta época tienen sus variantes según el país y algunas pueden resultar excéntricas a nuestros ojos, como en Japón donde no es fiesta oficial pero muchos comen Kentucky Fried Chicken debido a una antigua campaña de marketing, o en algunos países de Europa del Este donde los días previos a Navidad se compra un pez carpa y se lo cuida en la bañera (o en piletas de plástico) hasta la cena. 

En Croacia, al igual que en otros lugares, los festejos el 6 de diciembre con el santoral de San Nicolás de Bari, invocado ante cualquier desgracia, catástrofe natural o naufragio. En Colombia el 8 de diciembre inicia la temporada navideña honrando a la Virgen María y la Inmaculada Concepción colocando faroles en sus balcones, ventanas y patios. 

En Nueva Zelanda es en verano como en nuestro caso. Casualmente, el árbol Pohutukawa florece en esa época en un rojo vibrante y por ello lo utilizan como su árbol de Navidad. A la sombra de este árbol, cantan villancicos en inglés y en su idioma tradicional, el maorí. 

En Ucrania se usan decorado espeluznante para el arbolito. Según la "leyenda de la araña de Navidad", una familia que vivía en la pobreza encontró un árbol creciendo dentro de su casa. Cuando llegó la Nochebuena, el árbol estaba cubierto de telas de araña. A la mañana siguiente, cuando se despertaron, las telas de araña se habían transformado en plata y oro. Por este motivo, para atraer la buena suerte, las familias decoran sus árboles con telas de araña y colgantes con forma de ese insecto. 

Hay árboles hogareños y otros que bañan de destellos las ciudades para esta época. Una lista de los más conocidos y vistosos en el mundo tal vez incluiría al de Rio de Janeiro porque está rodeado de agua,  el de la puerta de Brandenburgo en Berlín, el del Claridge's de Londres a cargo de un diseñador de primera línea cada año, el de las tiendas Lafayette y, por supuesto, el del Rockefeller Center de Nueva York que se encendió el miércoles pasado con un importante evento. Este último es un clásico de la gran manzana desde 1931 y está decorado con más de 50,000 luces LED multicolores y en la punta tiene una estrella tridimensional de Swarovski.

Por estas latitudes, el próximo 8 de diciembre se encenderá el árbol de navidad gigante del Centro Cívico de Bariloche, en una ceremonia con show donde tocará la Orquesta filarmónica de Río Negro. Esto marca el inicio de la temporada de verano que las autoridades de Turismo locales esperan que sea un 15% superior en ocupación.

Un poco de luz y colores para estos tiempos. 

Más notas de

Paula Boente

El Microcentro se activa y vibra con el arte

El Microcentro se activa y vibra con el arte

El arte de la magia: escuelas para aprender los mejores trucos

El arte de la magia: escuelas para aprender los mejores trucos

Bryan Cranston: "Los personajes que me atraen tienen daño y son complejos"

201

Clubes de ciencias: experimentos en verano

Clubes de ciencias: experimentos en verano

La vida mentirosa de los adultos: buceando en secretos familiares

La vida mentirosa de los adultos: buceando en secretos familiares

Delicias dulces con tradición bonaerense

Delicias dulces con tradición bonaerense

El influencer de adultos mayores que guía en el mundo del home banking

El influencer de adultos mayores que guía en el mundo del home banking

Influencers de la edad plateada para conocer y seguir

Influencers de la edad plateada para conocer y seguir

Tulsa King: Stallone debuta en series con un gangster carismático

Tulsa King: Stallone debuta en series con un gangster carismático

Time: un drama carcelario con excelentes actuaciones

Time: un drama carcelario con excelentes actuaciones