Bernie Ecclestone, ex dueño de la Fórmula 1, fue acusado de fraude por autoridades del Reino Unido. Este lunes, el Servicio de Fiscalía de la Corona anunció que el multimillonario le ocultó más de 400 millones de libras esterlinas, cerca de 476 millones de dólares, al gobierno británico.

Andrew Penhale, fiscal jefe, aseguró que la Fiscalía británica revisó un archivo de documentos de Hacienda. En ese sentido, autorizaron la presentación de los cargos. Ecclestone, quien estuvo al mando de la máxima categoría del automovilismo durante 40 años, mantuvo sus millones en activos en el extranjero, según explicaron autoridades del Reino Unido. La acusación parte por esta vía, tras no declarar la existencia de dicho monto ante la Hacienda.

Ecclestone, junto a Sebastian Vettel

Simon York, director del Servicio de Investigación de Fraudes de Hacienda, remarcó que se continuará con "una investigación criminal compleja y mundial realizada por el Servicio de Investigación de Fraudes de HMRC (Hacienda)".

Además, según precisó Forbes, la fortuna de Ecclestone parte desde 2017, año en el que vendió por 4.400 millones de dólares las acciones de Formula One Group. Tras cuatro décadas como director ejecutivo, dicha transacción le puso fin a su cargo y le abrió las puertas al conglomerado Liberty Media.

Antecedentes judiciales de Ecclestone

En mayo de este año, autoridades brasileñas arrestaron al multimillonario tras detectar un arma de fuego en su equipaje, previo a abordar un vuelo. Él, según informó Reuters, negó haber sido detenido.

En 2006, enfrentó una causa judicial en Alemania. Ecclestome, de 91 años, fue acusado de sobornar a un banquero. El proceso concluyó en 2014, cuando el magnate acordó el pago de unos 100 millones de dólares.

Ecclestone, en sus días como director ejecutivo de la F1

Caso Ecclestone Reino Unido

Associated Press confirmó que "la primera reunión sobre el caso será el 22 de agosto en el Tribunal de Magistrados de Westminster en Londres".