El Banco de España dió a conocer nuevos datos de deuda pública, que alcanzó una cifra récord de 1,475 billones de euros en junio de este año, con una tasa de crecimiento del 3,6% en términos interanuales.

Utilizando el producto interior bruto ( PIB) nominal de los últimos cuatro trimestres, la ratio deuda/ PIB se situó en el 116,8% en el segundo trimestre de 2022. Aunque alcanzó una cifra récord, la deuda pública sigue aumentando aunque a un ritmo muy inferior al de 2021 y 2020.

Se espera que la deuda pública siga subiendo en los próximos meses, aunque el récord de ingresos que está logrando Hacienda debería provocar una mayor desaceleración en este aumento de la deuda.

Subas

Durante el último año, la deuda pública creció en 50.677 millones de euros, como consecuencia de los menores ingresos y los mayores gastos derivados de la crisis de la pandemia y más recientemente por la guerra en Ucrania, según este informe.

La suba mensual de la deuda en junio se debe principalmente al incremento del endeudamiento del Estado y, en menor medida, al de las comunidades autónomas, mientras que los ayuntamientos redujeron ligeramente su deuda.

El Estado es el subsector que acumula el volumen de pasivo más abultado, con 1,29 billones de euros. En su caso, el incremento con respecto a junio del año pasado ha sido del 4,8%, superior a la tasa de crecimiento de la deuda total. Aún más elevado ha sido el aumento de los números rojos de la Seguridad Social, de un 8%, hasta los 99.184 millones. 

Límites

En vitud del Pacto de Estabilidad europeo, la deuda pública de los Estados miembros debería en teoría ser inferior o igual al 60% del PIB, aunque son posibles los ajustes puntuales, y el déficit público no puede superar el 3% del PIB.

España, cuya deuda pública es una de las más elevadas de los miembros de la Unión Europea, impulsa una revisión de estas reglas, para que el marco presupuestario europeo tenga más en cuenta las particularidades de cada país.