Facebook ayudó a la policía de los Estados Unidos en la investigación de un caso de aborto, situación que generó indignación y temor a que la red social sea una vía para reprimir este tipo de procedimiento.

A poco menos de dos meses de que la Corte Suprema de EE.UU. revocara el derecho constitucional al aborto, aunque esta sentencia no convierte en ilegales las interrupciones del embarazo, la sociedad norteamericana mostró, en su mayoría, un descontento ante esta decisión. Desde el fallo histórico de Roe vs. Wade en 1973, las mujeres podían ejercer el derecho absoluto al aborto durante el primer trimestre de embarazo.

Descontento social en Estados Unidos tras el fallo en contra del derecho al aborto

Sin embargo, no sólo la justicia de Estados Unidos actuó sobre la temática. Ahora se suma Facebook, que entregó mensajes de una madre, quien tenía el objetivo de "ayudar a su hija a abortar", según indicó AFP. Esta acción era esperable, ya que las compañías de tecnología almacenan una gran suma de datos sobre el comportamiento y la ubicación de los consumidores de redes.

Además, luego del fallo de la Corte, senadores del estado de California del Sur elaboraron un proyecto de ley, con el objetivo de prohibir totalmente la proporción de información por Internet o por teléfono sobre cómo realizar un aborto.

Por su parte, la mujer investigada por Facebook, llamada Jessica Burgess, fue acusada por ayudar, a su hija de 17 años, a interrumpir su embarazo en el estado de Nebraska. Ahora, debe lidiar con una acusación por cinco cargos. ¿El más crucial? Uno que permite abortos hasta las 20 semanas de gestación. A su vez, la hija de Jessica, de la cual no se ha revelado el nombre, deberá encarar tres cargos. ¿El más grave de ellos? Por ocultamiento o abandono de un cadáver.

Las quejas de Meta

Meta, la empresa dueña de Facebook, defendió su accionar y apuntó contra el tribunal de Nebraska, ya que "no mencionó el aborto en absoluto". Además, dicho procedimento se dio a cabo antes de que la Corte Suprema revocara el fallo de Roe vs. Wade.

Las restricciones a la interrupción del embarazo en Nebraska eran vigentes, previo al dictamen de la justicia. En tanto, en EE.UU. hay 16 estados con prohibiciones absolutas o límites en las primeras semanas de embarazo en sus jurisdicciones.

Para Logan Koeple, investigador sobre el impacto tecnológico, "esa frase parece implicar que 'si' las órdenes de registro mencionaran aborto, habría un resultado diferente", aunque "por supuesto eso no es cierto". A su vez, Sillicon Valley afirmó a AFP que, "cuando la ley lo requiere", colaboran con las peticiones del gobierno.

Un problema a corto plazo

Tras conocer el procedimiento de Meta con el tribunal de Nebraska, Alexandra Givens, directora general del Centro para la Democracia y la Tecnología, aseguró que "esto seguirá pasándole a compañías que tienen una gran cantidad de información sobre personas a lo largo del país y alrededor del mundo".

Para ello, "las empresas tienen que asegurarse que insisten en un proceso legal completo, que las órdenes judiciales son específicas y no una expedición de pesca, que las búsquedas se interpretan de forma muy estricta y de que notifican a los usuarios para que estos puedan tratar de oponerse".

Meta, la compañía que conduce Mark Zuckerberg

Por otro lado, Catlin Seeley, directora de Campaña en el grup "Fight for the Future", afirmó que "la compañía nunca ha dicho que no colaboraría con una solicitud de las fuerzas del orden en una situación relacionada con abortos". Sin embargo, "si los usuarios pudieran valerse de la mensajería encriptada, Meta ni siquiera estaría en una posición en que la pudieran compartir información".