La estatal Gazprom anunció que reducirá drásticamente las entregas de gas ruso a Europa a través del gasoducto Nord Stream a 33 millones de m3 diarios a partir del miércoles, por la necesidad de realizar el mantenimiento de una turbina.

"A partir de las 7:00 horas de Moscú (4.00 GMT) la productividad diaria de la estación de bombeo Portóvaya será de 33 millones de metros cúbicos diarios", informó la compañía en un comunicado. 

Tras el anuncio, los futuros del TTF holandés, la referencia europea, se dispararon un 10,5% hasta alcanzar los 176,61 euros el megavatio hora, de acuerdo con los datos de la bolsa ICE de Londres. 

Reparaciones

Rusia ya había recortado dos veces el volumen de sus entregas en junio, y suministra actualmente solo el 40% del gas que puede transportar por Nord Stream, pues se mantiene a la espera de la devolución de una de sus turbinas Siemens, que fue enviada para su revisión técnica a Canadá, donde fue bloqueada en cumplimiento de las sanciones impuestas por la Unión Europea y otros países a Moscú por su campaña militar en Ucrania.

El proceso de devolución se mantiene atascado por las exigencias de Gazprom, que afirma que la documentación entregada por Canadá y Alemania no elimina los riesgos vinculados a las sanciones y "generan preguntas adicionales", en particular, los relacionados con la reparación futura de otras turbinas, informa elEconomista.es

 Para Berlín, esta es una decisión "política" y un "pretexto" para influir en los países occidentales en el contexto del conflicto en Ucrania.

Advertencias

El presidente ruso, Vladimir Putin, ya había advertido que si su país no recibía la turbina que falta, el gasoducto operaría al 20% de su capacidad esta semana debido al próximo mantenimiento de una segunda turbina.

El Kremlin destacó que Rusia "no está interesado" en cortar el suministro de gas a Europa.

" Rusia es un suministrador de gas responsable y no importa lo que se diga.  Rusia era, es y sigue siendo un país que garantiza en gran medida la seguridad energética de Europa", dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov.

Así, explicó que este papel es jugado por Rusia "con garantías 'de facto'" y advirtió que "si Europa continúa su camino de imposición temeraria de restricciones y sanciones que lo golpea, la situación será diferente", según informó la agencia rusa de noticias Interfax.