El alza de los precios mayoristas en Estados Unidos siguió acelerándose en junio, impulsada por el sector de la energía, según el índice de precios al productor (IPP) publicado en las últimas horas.

Los precios subieron un 1,1% intermensual en junio, contra 0,9% en mayo (revisado desde una estimación inicial del 0,8%), mientras que la tendencia interanual también aumentó, tras una caída en mayo. Respecto a igual período del 2021, el aumento de los precios llegó al 11,3% en junio, contra 10,9% el mes anterior.

El índice IPP es una medida de la inflación que tiene en cuenta los precios desde el punto de vista de fabricantes y vendedores.

"Más de la mitad del aumento de junio en el índice de bienes se puede atribuir a los precios del combustible, que subieron un 18,5%", dijo el Departamento de Trabajo en un comunicado.

Consumidor

La inflación mayorista de junio se debió principalmente al sector energético, cuyos precios se catapultaron en 54% con respecto al año previo. Pero aun si se excluyen los alimentos y los combustibles, que suelen oscilar pronunciadamente de mes a mes, los precios mayoristas en junio ascendieron 8,2% comparado con junio del año previo. De mayo a junio, el aumento fue de 1,1%, indicó la agencia Associated Press.

Las cifras del índice IPP se publican al día siguiente de las del índice de precios al consumidor ( IPC), el referente para medir la inflación y sobre el que se indexan en particular las pensiones.

Según los datos del IPC publicados el miércoles, la inflación creció 9,1% en un año, su mayor nivel desde noviembre de 1981.

Excluyendo los volátiles componentes de los alimentos, la energía y los servicios comerciales, los precios al productor subieron un 0,3% en junio. El llamado IPP subyacente aumentó un 0,4% en mayo. En los 12 meses transcurridos hasta junio, el IPP subyacente avanzó un 6,4%, después de subir un 6,7% en mayo.