El índice de precios al consumidor ( IPC) en el Reino Unido aumentó un 9,4% en junio con respecto a los doce meses anteriores, lo que significa que se trata del nivel de inflación más alto en 40 años, según los datos publicados hoy por la Oficina Nacional de Estadísticas británica.

En mayo, el IPC anual fue del 9,1%, y su incremento durante el mes pasado responde principalmente al alza del costo de la vivienda, los servicios básicos (en especial la electricidad y gas), alimentos, bebidas no alcohólicas, transporte, entre otros rubros.

Según Bloomberg, los precios en el Reino Unido están aumentando mucho más rápido que los salarios. La situación para los hogares "va a empeorar", y se prevé que la inflación supere el 11% en octubre cuando se produzca otra subida de los precios de la energía, informa RTenespañol.

Entre tanto, los sindicatos que representan a los trabajadores del sector público amenazaron con nuevas huelgas luego de que el Gobierno ofreciera aumentos salariales, que en términos reales representan una reducción significativa de los ingresos.

Suba de tasas

"Es probable que la inflación se mantenga alta durante el resto del año, afectando severamente los ingresos familiares", comentó Anna Leach, jefa adjunta de la Confederación de la Industria Británica. Por su parte, el economista de Bloomberg, Dan Hanson, indicó que la inflación podría alcanzar los dos dígitos en el invierno boreal.

"Teniendo en cuenta las expectativas de inflación elevadas y un mercado laboral ajustado, creemos que en agosto el Banco de Inglaterra subirá [el tipo de interés] en 50 puntos básicos", detalló Hanson. Desde finales del 2021, el banco central británico ya ha subido las tasas de interés en cinco ocasiones consecutivas, llevándolo al 1,25 %, desde el 0,1 % en diciembre pasado.

La pérdida cada vez mayor de poder adquisitivo de los consumidores, está empezando a socavar el crecimiento de la economía británica y ha ralentizado la recuperación después de la pandemia del covid-19. Mientras tanto, las empresas se preparan para una recesión más prolongada, apunta el medio.