La mayor revisión de las normas fiscales transfronterizas en una generación, que incluirá el impuesto mínimo a las ganancias de compañías multinacionales, recién entrará en vigencia en el año 2024, dijo  la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ( OCDE) en una actualización sobre el proyecto para los ministros de finanzas del G20.

La reorganización, impulsada por la OCDE y que casi 140 países acordaron el año pasado, tiene como objetivo tener más en cuenta el surgimiento de grandes empresas digitales multinacionales, como Apple y Amazon que pueden registrar ganancias en países con impuestos bajos, informó la agencia Reuters.

El primer pilar de la reforma de doble vía tiene como objetivo reasignar el 25% de las ganancias de las multinacionales más grandes del mundo para tributar en los países donde se encuentran sus clientes, independientemente de la ubicación física de las empresas. El segundo pilar tiene como objetivo establecer una tasa impositiva corporativa mínima global del 15 por ciento.

Compromisos futuros

Originalmente, ambos pilares debían implementarse el próximo año, aunque ese objetivo siempre se consideró muy ambicioso dada la dificultad de acordar cambios complejos en las leyes fiscales de muchos países.

"Se trata de negociaciones complejas y muy técnicas en relación con algunos conceptos nuevos que reforman fundamentalmente los acuerdos fiscales internacionales, para hacerlos más justos y funcionar mejor en una economía mundial cada vez más digitalizada y globalizada", sostuvo el secretario general de la OCDE, Mathias Cormann en un comunicado, en el que defendió que la organización se tomará todo el tiempo que sea necesario "para establecer las reglas correctamente". "Estas reglas darán forma a nuestros compromisos fiscales internacionales en las próximas décadas", agregó.

El organismo dijo en el informe fechado en Bali que el nuevo cronograma para el primer pilar establece un plazo estricto a mediados de 2023 para aprobar el marco legal multilateral que lo sustenta para que pueda entrar en vigor al año siguiente.

Recaudación

Mientras tanto, dijo que la mayoría de los países estaban planeando legislar para adoptar la tasa impositiva mínima global para que también entre en vigor en 2024, según publica El País de España.

Según cálculos de la OCDE, el Pilar Dos, con su impuesto mínimo del 15%, generará anualmente 150.000 millones de dólares en ingresos fiscales en todo el mundo. El Pilar Uno reubicará 125.000 millones de dólares de beneficios procedentes de las 100 mayores multinacionales del mundo.

Este mes de julio se se cumple un año desde que la OCDE, el club que agrupa a 38 países desarrollados, anunció un gran acuerdo global para establecer una tasa "de al menos el 15%" con la que gravar los beneficios de las grandes multinacionales.