Los habitantes de Chivilcoy vivieron y sufrieron los despidos desencadenados por el cierre de la fábrica de Paquetá en 2018. En mayo de 2021 se alegraron cuando la empresa argentina Bicontinentar la reabrió con una línea de producción de calzado deportivo y tomó cincuenta trabajadores. De a poco fue creciendo, sumando marcas y ahora anunció la incorporación de Le Coq Sportif y la segunda línea de Under Armour. En menos de un año y medio multiplicó por diez su staff, hasta los 500 trabajadores, y sumó diez líneas.

La noticia impacta porque se conoce en un contexto especial y a pocos días de que su competidora Dass, que fabrica para Nike y Adidas, decidiera despedir casi cien trabajadores en Misiones, una medida que se pudo revertir gracias a la intervención del sindicato y del Ministerio de Trabajo.

Bicontinentar produce y ensambla calzado para New Balance, Under Armour, Hush Puppies, Diadora, Penalty, Olimpikus, Montagne, Atics, 47 Street y Lacoste. Y ahora suma a Le Coq.

Los planes de la empresa argentina son ambiciosos. "Estamos con mucha demanda, esperamos cerrar el 2022 sumando dos líneas de producción y cien trabajadores. La idea es concluir el año con doce líneas y 600 empleados. Tenemos expectativas de seguir creciendo y llegar a las catorce o dieciséis líneas. Sumar líneas depende de la disponibilidad de recursos para acceder a la cadena de abastecimiento internacional y de las condiciones que habiliten que la economía argentina siga creciendo", explicó Juan Recce, CEO de Bicontinentar, a BAE Negocios.

Bicontinentar evalúa incorporar nuevas marcas para poder sumar líneas y dar más trabajo. "Nuestro sector necesita crecer y generar trabajo registrado para poder expandirse. Cada cinco empleados que contratamos, y les pagamos cargas y contribuciones, cubrimos dos jubilaciones mínimas. Generar trabajo registrado no solo dignifica sino que genera consumo, empleo y diversifica la matriz productiva del país, impulsando la red de proveedores e irrigando la cadena industrial del país. Generar más trabajo registrado es generar una solución para el déficit fiscal. Por lo general se pone el foco en los planes sociales, pero se necesita trabajo para soportar el sistema previsional. Reducir el déficit fiscal nos da un marco de desarrollo y de sostenibilidad que permite crecer e invertir y así mejorar nuestra posición relativa frente a otros mercados", explicó el CEO.

Sustitución

El consumo y la venta de indumentaria y calzado deportivo tuvieron en pandemia un gran impulso que no se detiene. Sin embargo, "el problema del sector es que casi el 95% de los insumos que utiliza es importado", puntualizó Recce, a quién el tema le quita el sueño. Y trabaja sin descanso en una alternativa como es el desarrollo local de insumos para no tener que necesitar tantos dólares y reconvertir el negocio, algo que, según afirmó, se puede hacer.

El ejecutivo contó a BAE Negocios: "Buscamos generar volumen de negocio con mayor integración nacional. Nuestro próximo paso será abrir un área de producción y desarrollo en Bicontinentar, que requiere de una gran inversión". "Tenemos la escala y la capacidad para agrandarnos y crear un frente de negocio", concluyó Recce.