La empresa Maniagro Argentina, uno de los principales productores y exportadores de maní del país, obtuvo un crédito verde a cinco años por $750 millones de HSBC Argentina para financiar la instalación de una planta de bioenergía en la localidad cordobesa de Carnerillo.

La compañía procesa al año entre 100.000 y 120.000 toneladas de maní, y sus productos llegan a países como Bélgica, España, Holanda, Sudáfrica, Reino Unido, Polonia y países de Medio Oriente. Con este nuevo proyecto, instalarán una planta de bioenergía que generará energía eléctrica a partir de la reutilización de recursos orgánicos como la cáscara de maní, un desecho del proceso productivo que será tratado para abastecer de energía eléctrica renovable a su planta de procesamiento en esa localidad. Se estima que utilizarán entre 22.000 y 25.000 toneladas de cáscara de maní para generar 2,7 Mv/año de energía renovable.

"Tenemos un compromiso con el planeta, y estamos desempeñando un rol de liderazgo, y haciendo nuestros mayores esfuerzos para lograr un futuro con cero emisiones netas de carbono. En este camino, nuestros clientes están transformando sus negocios hacia modelos sostenibles y ahí estamos nosotros para apoyarlos en su transición. En este caso, vamos a acompañar a Maniagro Argentina en un proyecto muy ambicioso e innovador que reconvertirá su proceso productivo de modo que utilizará energía verde para el funcionamiento de toda su planta. El financiamiento de iniciativas y negocios que respeten el ambiente es nuestra prioridad y la clave de nuestra estrategia climática", comentó Juan Marotta, CEO HSBC Argentina & LAM Sur.

Maniagro Argentina es uno de los clientes más importantes de HSBC en la provincia de Córdoba.