El presidente Alberto Fernández aseguró que él "no ha decepcionado" a quienes lo votaron en 2019 frente a cuestionamientos por la inflación y la situación económica. Así lo manifestó en declaraciones al canal DW en Alemania, como parte de su gira por Europa. Además, aseguró que las encuestas que calculan el nivel de rechazo a su gestión "están muy manipuladas".

"¿Está consciente, presidente, de que usted ha decepcionado a parte importante de su electorado?", lanzó la periodista Jenny Pérez, de DW en español, al consultarle sobre los cuestionamientos del sector kirchnerista del Frente de Todos y el aumento de los precios, de cara al dato de inflación de abril que se conocerá este jueves.

"Yo no he decepcionado a parte de mi electorado. Eso es lo que dicen alguno. Yo no pienso semejantes cosas. Sí creo que la pandemia afectó mucho a la sociedad argentina", respondió el Presidente.

Fernández defendió que el país vivía "un momento de enorme crisis" cuando asumió la presidencia, y recalcó que en ese momento, a fines de la gestión de Mauricio Macri, "la inflación era del 54%".

Si bien aclaró que reconoce que hubo una "decepción", remarcó que "no es por el gobierno, es por la pandemia".

Elecciones 2023

Con respecto a la reelección que Fernández ya aseguró que busca para 2023, la conductora inquirió "de dónde va a sacar los votos" y afirmó que, según encuestas, Cristina Kirchner y Mauricio Macri son los políticos que más chances tienen que ganar, mientras que el Presidente tiene 68,5% de desaprobación de la gestión.

"Los votos van a salir de la Argentina. Pero el problema mío no es mi reelección, es cómo sacamos a la Argentina de ese lugar. Yo confiaría un poco menos en lo que dicen las encuestas, que están muy manipuladas", sostuvo.

Por su parte, señaló que su preocupación es que "el neoliberalismo no gobierne nunca más en la Argentina, porque eso fue Macri". "Mi gran adversario, mi gran enemigo, es Macri", agregó.

Subsidios

En otro tramo de la entrevista, Pérez le cuestionó "para quién está gobernando" al consultarle sobre una quita de subsidios a las tarifas de energía a sectores que apoyan a Mauricio Macri, ante lo cual Fernández le aclaró que se trata de una segmentación y que la quita total sólo afectará a los sectores con los ingresos más altos del país.

"Usted debería conocer un poco mejor cómo es el tema, por ahí no se informó bien. Lo que estamos planteando es que la Argentina deje de subsidiar a los sectores más ricos. La Argentina hoy está subsidiando la energía al 10% más rico del país, y estamos planteando que eso no es justo en términos igualitarios", dijo Fernández.

En este sentido, dijo que "que ese sector lo vote efectivamente a Mauricio Macri, sí, es posible. Son los sectores más ricos, que se beneficiaron con la concentración del ingreso en la época de Macri".

La relación con Rusia

La periodista recordó que Fernández estuvo en Rusia en febrero y aseguró que Argentina sería la "puerta de entrada" del país a América Latina. Ante la consulta sobre si cambió de opinión por la guerra Rusia-Ucrania, contestó: "Yo lo visité a (Vladimir) Putin en un momento en que la guerra no existía, y si bien había tensión con Ucrania, no había ninguna señal cierta de que iba a ocurrir esa invasión y ese avance sangriento que después Rusia generó".

"Cuando hablé de la puerta de entrada de Rusia, lo hice porque Rusia vivió un momento muy singular en América Latina, fundamentalmente con el suministro de la vacuna Sputnik. Eso le abría a Rusia muchas posibilidades de entrar a América Latina. Yo estaba hablando de que Rusia, en términos comerciales, pueda tener en Argentina una puerta de ingreso. Sputnik se fabrica en Argentina", repasó.

Sin embargo, aclaró que tiene "muy presente" que ahora "el momento es otro". "Después de que se hayan muerto 6 millones de personas" en el mundo por la pandemia, "no podemos avalar ningún acto de violencia, y mucho menos una guerra de estas características".

Frente a cuestionamientos por la postura de la Argentina en contra de las sanciones a Rusia y de expulsar a Rusia del G20, Fernández planteó que "las sanciones económicas a Rusia repercuten negativamente en todo el mundo". "Hay un sinfín de petróleo, gas y trigo que deja de llegar al resto del mundo", contrapuso el mandatario. Las consecuencias atentan contra la "seguridad alimentaria y energética" tanto de América Latina como de otras regiones, planteó.

Por otro lado, confirmó que piensa ir a la Cumbre de las Américas, pero que pide "lo mismo que (Andrés Manuel) López Obrador: que los organizadores inviten a todos los países de América Latina".