Enviada especial a Nueva York

Grupo Crónica 

La investigación judicial sobre el intento de asesinato de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ya suma a cuatro personas detenidas y para el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, es "imperioso seguir el rastro del dinero" que financiaba las actividades del grupo.

De camino a Nueva York, donde acompaña al presidente Alberto Fernández para participar de la Asamblea General de la ONU, el ministro analizó el avance de la investigación: “Ya es el Juzgado el que tiene todos los elementos y nosotros estamos trabajando fuertemente para asistirlo con mucha información. Hay mucha información por procesar”, subrayó.

El expediente a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti y del fiscal Carlos Rívolo sobre el ataque a Cristina sumó como detindos a Gabriel Carrizo, quien encabezaba el emprendimiento de venta de algodón de azúcar en el que trabajaba Brenda Uliarte, novia de Fernando Sabag Montiel, los principales acusados. Y a una amiga de la mujer, Agustina Díaz.

Al respecto de las últimas novedades que surgen de la investigación sobre el intento de asesinato a Cristina, el ministro Aníbal Fernández respondió algunas preguntas.


_ ¿Se puede avanzar en la investigación sobre el financiamiento de los que hasta ahora están implicados para ver si por encima de ellos hay una estructura que organizó o instigó el ataque a la vicepresidenta?

_ Cuando fui elegido presidente del Comité Latinoamericano de Seguridad Interior se trabajaban cinco delitos: narcotráfico, trata de personas, tráfico de personas, ciberdelito y lavado de dinero. Y después a eso se le agregaron dos delitos más, los ambientales y el de género. Pero nosotros cuando hablamos de los primeros cinco, que estábamos hablando para crear el CLASI, yo lo que les planteaba es que el último los cruza a los cuatro y que lo más importante en este caso siempre es saber de dónde viene la plata. Y hay un documento muy fuerte de Homeland Security que dice puntualmente follow the money, sigan la guita. Es mucho más fácil cuando vos conquistas dónde está la plata que sacar la sustancia. Es decir, no hay que quedarse en quién vino y no decomisar la sustancia. Pero el problema más fuerte es poder sacar la plata. Nosotros creemos que es imperioso buscar la plata. Que es imperioso.
    

_ ¿Para Usted hay arriba de ese grupo una estructura o no?


_ No tengo nada que me lo demuestre todavía ni nada que no me lo demuestre todavía. Hay un trabajo que se tiene que hacer precisamente porque al seguir el dinero podemos encontrarnos con algo importante, no lo sabemos todavía. Los copitos no dan para eso, ésta es la presunción. Pero es la presunción de una circunstancia.

_ ¿Cuál es su opinión respecto de Jonathan Morel, quien tiene una carpintería donde se confeccionó la guillotina que se vio en algunas manifestaciones?

Me parece que también es un elemento que la Justicia tiene que evaluar. Como expresión suelta en sí misma es muy densa, pero hasta que la Justicia no diga lo que tiene que decir no tengo mucho más para decir yo. Porque en el fondo lo que se necesita son cosas contundentes para seguir avanzando, dándole instrucciones  a las fuerzas de seguridad y que actúen. Y hasta ahora hay que esperar lo que dicen.


- ¿Hay conformidad del gobierno con la actuación de Capuchetti y de Rívolo en la investigación?


- No hablo por el gobierno, hablo por mi persona. Yo siento que se están haciendo muy bien las cosas y que no se han detenido en nada. Hasta ahora eso es lo que yo veo.