Fernando Sabag Montiel gatilló a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner durante la noche del jueves, cuando ella se encontraba saludando a militantes en la puerta de su casa. Frente a todas las cámaras de los medios de comunicación, quedó registrado cómo sacó una pistola e intentó matar a la exmandataria.

El hecho generó la conmoción en el país y en el resto del mundo. Sin embargo, no fue la primera vez que "Tedi" Montiel, oriundo de Sao Pablo, Brasil, salió en televisión nacional. Ya había aparecido en dos móviles distintos de la señal Crónica HD, hablando sobre la actualidad económica del país.

Montiel salió en un móvil de Crónica en contra de los planes sociales. 

Un par de semanas atrás, el culpable en apuntarle a Kirchner con un arma, salió hablando en un móvil de Crónica HD, en donde junto con su novia, que vende copos de azúcar en la Avenida Corrientes, hablaron en contra de los planes sociales.

Atentado a Cristina Kirchner: últimas noticias

"Mi novia tenía planes sociales, pero dejó de tenerlos, porque no da cobrar planes cuando podés trabajar", comentó frente a las cámaras del canal. "Se sale adelante trabajando, no cobrando planes", hizo hincapié.

Pero la primera vez que salió en un móvil fue durante la transición que implicó la salida de Silvina Batakis en el Ministerio de Economía y la llegada de Sergio Massa como "súperministro".

Al ser consultado por Crónica TV sobre si le gustaba Massa como ministro, contestó: "Soy de San Martín, pero yo ni Milei ni Cristina tampoco. Acá cambia todos los días. Entra Batakis, entra Massa. Un día sale uno y entra otro", dijo Montiel ante las cámaras de Crónica HD.

Luego de eso, la pareja de Sabag Montiel asistió a los estudios del canal, en donde debatió con Mariana Alfonzo, una mujer a favor de los planes sociales de la Anses. Allí, la chica contó que gana $18.000 en tres días vendiendo algodón de azúcar, lo mismo que la mujer cobraba por una prestación social.

Aunque no salió en cámara, Sabag Montiel estuvo presente en el estudio televisivo para acompañar a su novia. "No es tan fácil como lo pintan. Hay que salir a trabajar desde temprano, hay que romperse la espalda para ganarse el mango. No es que va a salir la plata por arte de magia, hay que salir a patear", afirmó Ámbar, la pareja del hombre detenido.