Luego de las "últimas palabras" pronunciadas por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el marco de la causa por desvío de fondos de obra pública en Santa Cruz, conocida como Vialidad, el presidente Alberto Fernández manifestó su respaldo a la ex mandataria y advirtió que "cuando la política entra en los tribunales, la justicia se escapa por la ventana".

Lo hizo a través de un mensaje publicado en sus redes sociales, donde además compartió el documento publicado en la página web personal de Cristina Kirchner titulado: "Las 20 mentiras de la causa Vialidad".

"Comparto los argumentos de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner sobre la llamada Causa Vialidad", tuiteó y adjuntó el escrito. Además, citó a un histórico penalista italiano: "Como decía Francisco Carrara, cuando la política entra en los tribunales, la justicia se escapa por la ventana"

Si bien las diferencias entre ambos no terminan de sanarse, el jefe de Estado hizo público su apoyo en medio del juicio en el que se la investiga por la coautoría de delitos de asociación ilícita en la administración pública, causa en la que los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola pidieron 12 años de prisión e inhabilitación perpetua para ocupar cargos.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner en sus últimos actos compartidos antes del atentado del 1° de septiembre

Causa Vialidad: descargo de Cristina Kirchner 

Durante su exposición, la exmandataria aseguró que el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2, que la juzga por la causa Obra Pública, "es un pelotón de fusilamiento". "Más que un tribunal de lawfare, es un pelotón de fusilamiento", sostuvo en referencia a los magistrados Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini, Andrés Basso.

Además, relacionó el pedido de pena fiscal que hicieron los fiscales Luciani y Mola al episodio que la tuvo como víctima el 1° de septiembre pasado en la puerta de su casa de Recoleta cuando le apuntaron con un arma y le gatillaron en su cabeza.

La vicepresidenta habló de "las 20 mentiras" del juicio por presunto fraude en la obra pública, a las que ya hizo alusión en su alegato de noviembre, e insistió en que "los fiscales nunca probaron absolutamente nada" sobre las 51 obras durante su Gobierno en manos del empresario Lázaro Báez.