Mientras continúan las polémicas y declaraciones cruzadas por la represión a las manifestaciones de apoyo frente a la casa de Cristina Fernández de Kirchner, la vicepresidenta compartió en sus redes sociales una "clase magistral" del jurista Daniel Erbetta, quien criticó en "quince minutos imperdibles" la actuación de la fiscalía en la causa denominada Vialidad.

De origen radical, Erbetta, ministro de la Corte Suprema de la provincia de Santa Fe y profesor titular de Derecho Penal en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario, dijo en el programa "Acceso a los Derechos" que "este proceso, si tiene algún valor es el valor pedagógico, porque es un proceso que nos permitiría a nosotros enseñarle a los alumnos cómo no debe ser un debido proceso penal, cómo no debe actuar un fiscal y cómo no debe actuar un juez".

Durante el programa, Erbetta señaló cinco puntos que "descalifican la actuación del fiscal Diego Luciani y la permisividad del tribunal al dejar que sucedan":

  • el principio de inocencia: "Estamos escuchando que el imputado debe probar su inocencia. Si alguien dijera esto en una facultad de derecho obviamente no pasa la materia"
  • la admisibilidad de la prueba: "Yo no puedo traer prueba por la ventana en un alegato. Pero esto es una cuestión de examen, de examen de grado universitario"
  • la imparcialidad del juzgador: "Todo ciudadano tiene derecho a ser juzgado por un juez independiente e imparcial"
  • la cuestión de la oralidad: "Los juicios son orales, no son juicios leídos. Y hemos asistido a un proceso de juicio leído, no de juicio oral"
  • los derechos del imputado: "¡Negarle al imputado la posibilidad de declarar!".

Acto seguido afirmó: "Si yo someto a estas cinco preguntas que no implican comprometer mi opinión con el fondo del asunto, sino que implican un examen de Derecho Procesal Penal, le aseguro que ese alumno obviamente va a tener que estudiar mucho para volver a rendir la materia".

Juicio a Cristina Fernández

El magistrado pidió que el tribunal “corrija esto en la sentencia, porque pueden esforzarse tanto como para que el juicio sea fulminado de nulidad”, ya que este proceso “no puede sostener ningún tipo de validez, por lo tanto, el valor pedagógico del juicio de Vialidad es muy grande, porque por vía negativa nos permitiría explicarles a los alumnos el problema del debido proceso”.

“Hay muchísimos jueces y fiscales que trabajan con compromiso, que trabajan apegados a la letra de la Constitución y de la ley y no tienen esos jueces y fiscales que pagar por una situación que no es la primera ni la única. Tenemos en la justicia federal fiscales que están procesados por varios delitos hace años y no pasa nada y siguen”, opinó Erbetta.

El jurista lamentó que "siempre el delito y la sospecha, la denuncia y la proscripción están del lado de dirigentes políticos que tratan de ampliar ciudadanía, que tratan de ampliar derechos, nunca están del otro lado". "Nunca del lado de los que comprometen el patrimonio nacional, de los que reducen el empleo, de los que reducen las posibilidades de bienestar de nuestra gente", consideró.

Finalmente, Erbetta pronosticó que el proceso de la causa Vialidad "va a tener otras instancias" y "va a perdurar en el tiempo". "Tal vez a alguien le resulte funcional tener a la vicepresidenta sometida durante años, porque este es otro problema de la justicia federal", concluyó Erbetta.