Cristina Kirchner ingresó cerca de las 20 al escenario desplegado en el estadio Diego Armando Maradona en La Plata. La actual vicepresidenta de la Nación recibió una ovación multitudinaria por parte de los manifestantes presentes, quienes celebraban el Día de la Militancia.

Anteriormente, la vicepresidenta había reaparecido en público el 3 de noviembre en el plenario de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM). En aquella ocasión, pidió una suma fija para recuperar el salario.

Con el himno argentino como anticipo de su llegada, la expresidenta llegó al escenario y se dirigió ante los más de 60.000 presentes. Con su sonrisa característica, tomó el micrófono y el público coreó por su posible candidatura en las elecciones presidenciales del 2023.

Militancia peronista

En primer lugar, Cristina le agradeció a los presentes por acercarse hasta el estadio ubicado en la provincia de Buenos Aires. "Me gustaría que en este día tan especial, pudiéramos todos y todas reflexionar sobre nuestra patria, nuestra historia. Saben que soy una apasionada de la historia, donde se pueden encontrar las claves de los que nos pasó y por qué nos pasó", fueron sus primeras palabras.

Cristina tomó la palabra, ni bien ingresó al estadio en La Plata

"Una sociedad que no sabe lo que pasó es muy difícil que sepa lo que está pasando. Yo quiero que nadie nos venga a explicar a los peronistas qué es la libertad, la democracia, el poder hablar", continuó.

Además, recordó "cuando Perón volvió (del exilio), yo tenía 19 años. Casi 20. En esos años, nunca en mi país se podía elegir libremente un presidente. El último había sido Perón, en el año 52. Después el Golpe. Después el partido militar, que no fue primero con el peronismo. El primer golpe fue con el radicalismo".

Sin embargo, la dirigente del Frente de Todos aseguró que "ese partido militar, algunos hoy lo ponen en duda. Aquel partido militar que condicionó la voluntad popular, terminó con la tragedia más grande que se recuerde: Malvinas". A su vez, afirmó que "los peronistas no llegamos a interpretar ese valor democrático de la vida. Es cierto que no se pudo curar o comer con la democracia, pero para eso primero hay que estar vivos".

 

Día de la militancia peronista: Cristina habló sobre la ruptura del "acuerdo democrático"

El 1 de septiembre se produjo el atentado contra Cristina Kirchner. La vicepresidenta rememoró ese hecho.

"A nadie se le deseaba la muerte por pensar diferente. Ni a aquellos que habían hecho de la muerte un fundamento político. Creo que lo más importante fue eso. ¿Vieron la película 1985? Una de las frases de Moreno Ocampo decía es el fin de la muerte como instrumento político. Gran construcción democrática que lamentablemente, el pasado 1 de septiembre, se quebró por primera vez", remarcó.

Ante el ataque por parte de Fernando Sabag Montiel, Cristina se sinceró. "Se quebró aquel acuerdo democrático. Respetar la vida. Nada más, ni nada menos. Yo creo que esto si es obligación de todas las fuerzas en Argentina. Volver a construir ese acuerdo democrático, separando a los violentos. Ningún partido político puede aceptar esto. Sería retroceder a etapas predemocráticas", explicó.

La segunda aparición de Cristina en público, luego del atentado

Seguridad, el tema en agenda que pidió Cristina Kirchner

De todas formas, "creo sinceramente que con ese acuerdo, debemos incorporar el tema seguridad. Un tema complejo, pero que hoy sufre el conjunto de la sociedad argentina. Ningún partido lo ha podido solucionar. Terminemos con ese debate berreta de la "mano dura". Muy cínico y mentiroso".

Afirmó "es demasiado grave el problema" y "los grandes centros urbanos lo sufren". Además, sumó "la irrupción del narcotráfico, la desigualdad, el gatillo fácil". Por lo tanto, la vicepresidenta expuso que "con eso no explicamos la seguridad. En una cosa que tenemos que coincidir los partidos. Las fuerzas de seguridad son una parte de la solución, pero también son una parte del problema si no se subordinan a la sociedad civil".

La vicepresidenta hizo énfasis en las problemáticas de seguridad de la Argentina

En tanto, señaló que "me parece que es hora de tener una mirada hacia los lugares que están sufriendo. Para nosotros el orden es que el padre o la madre salgan a trabajar, que los pibes vayan a la escuela y vuelvan a su casa, que coman todos juntos. No hay orden que garantice más seguridad que eso. No es el gatillo fácil. Es el trabajo, bien remunerado".