La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner vinculó este lunes a varios ex funcionarios de Cambiemos con el accionar de entonces de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), involucrada en espionaje ilegal, luego del escándalo por la reuniones que mantuvo el ex ministro de trabajo bonaerense de María Eugenia Vidal, Marcelo Villegas con dirigentes de ese organismo, en las que promovió el armado de causas contra dirigentes gremiales.

"¿Qué otras pruebas necesitará el Poder Judicial argentino sobre la existencia de mesas judiciales y asociaciones ilícitas que tuvieron lugar durante el gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal?", se preguntó en un hilo de Twitter.

"Qué otras pruebas necesitará la sociedad argentina, mas allá de las lógicas y legítimas adhesiones, para entender que el espionaje político y la persecución judicial que sufrimos quienes fuimos opositores a ese gobierno, no es un relato partidario", agregó la vicepresidenta.

"Ministro, subsecretario, senador, intendente, empresarios y altísimos funcionarios de la AFI todos sentados en la misma mesa, fotografiados y grabados cuando hablaban de armar causas judiciales, en este caso contra dirigentes gremiales", fue uno de los primeros tuits de la cadena de la vicepresidenta.

"De Papá Noel a la Gestapo", ironizó Cristina, como una continuidad de otros tuits que publicó días atrás y en los que utilizó la mítica figura navideña para referirse al fallo de la Cámara Federal porteña que revocó los procesamientos por asociación ilícita a los ex titulares de la AFI macrista, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, en la causa que investigó maniobras de espionaje ilegal durante el gobierno de Macri.

De esa forma, la ex presidenta hizo referencia a la frase en la que Villegas dijo que "si tuviera una Gestapo para terminar con los gremios, lo haría".

"Gestapo: policía secreta de Hitler que utilizaba métodos despiadados para identificar y arrestar a los oponentes políticos y a otros que se rehusaban a ajustarse a las políticas del régimen nazi. Tratándose del gobierno macrista, todo siempre es peor a lo imaginado", dijo en ese sentido.

También, con una foto de la reunión realizada en junio del 2017 en una sala de la sede del Banco Provincia de La Plata, en la que señaló con flechas los nombres de cada uno de los asistentes, Cristina aludió al encuentro revelado en las filmaciones halladas por la AFI.

"Esta es la foto en la misma reunión y en la misma mesa de Sebastián De Stefano, Dir. Jurídicos de la AFI de Arribas y Majdalani, quien en agosto del 2018 visitó al Juez Carzoglio de Avellaneda, para decirle que ´Macri lo quería preso a Pablo Moyano´", continuó la vicepresidenta en su hilo de posteos.

También advirtió que en el mismo encuentro "y en la misma mesa" se encontraba "Darío Biorci, cuñado y jefe de Gabinete de Silvia Majdalani, subdirectora de la AFI durante el gobierno de Mauricio Macri. En el video Biorci da la bienvenida y presenta a los integrantes de la AFI, o sea la que organizó".

"P/D: Sebastián De Stefano, fue uno de los beneficiados con falta de mérito en el escandaloso fallo sobre el espionaje de la AFI macrista de la Cámara Federal de Comodoro Py firmado por Bertuzzi y Llorens la semana pasada", continuó la expresidenta y agregó otra foto individual de ese funcionario de la AFI macrista.

"Si yo pudiera tener una Gestapo para terminar con todos los gremios lo haría"

La vicepresidenta se pronunció así tras el hallazgo de videos que registraron reuniones Villegas con otros funcionarios, algunos de la AFI en tiempos macristas, y empresarios de la construcción, en las que -según los audios- se promovía el armado de causas contra dirigentes gremiales

Esos videos muestran a Villegas dando garantías a los empresarios presentes de la puesta en marcha de una estrategia coordinada con el Poder Judicial y avalada por "Nación y provincia" para impulsar una investigación y lograr el enjuiciamiento de dirigentes sindicales del sector de la construcción.

"Si yo pudiera tener una Gestapo, para terminar con todos los gremios, lo haría", llegó a decir Villegas en una de esas reuniones.

Según lo declarado en esos audios, de boca del propio ex ministro, ese supuesto plan no estaba dirigido solo a los sindicatos, sino también hacia los trabajadores públicos.

A partir de esta revelación, el presidente Alberto Fernández instruyó a la interventora de la AFI, Cristina Camaño, para que presentara una denuncia penal, que se concretó este lunes ante el Juzgado en lo Criminal y Correccional Federal de La Plata 3, a cargo de Ernesto Kreplak.