En una jornada repleta de tensiones y cruces verbales, el oficialismo no logró reunir el quórum para realizar la sesión preparatoria en la que se iban a reelegir las autoridades de la Cámara de Diputados, entre ellas a la presidenta del Cuerpo, Cecilia Moreau. Tampoco pudo votar la creación de nuevas universidades que estaba previsto para la posterior sesión especial, que fracasó tras un fuerte enfrentamiento en el recinto con los legisladores de Juntos por el Cambio. 

La principal fuerza opositora había adelantado su jugada el día anterior, al menos en lo referido a la sesión preparatoria. No estaba dispuesta a dar quórum para que Moreau fuera reelecta en medio de la batalla que libra contra el Frente de Todos por los lugares dentro del organismo encargado de seleccionar y remover jueces. Se lo hicieron saber a la titular de la Cámara baja y al jefe del bloque oficialista, Germán Martínez, que trabajó hasta último minutos para revertir la situación.   

En Juntos por el Cambio apuntaron de lleno contra Moreau pero en realidad las críticas de fondo estaban dirigidas a Cristina Kirchner. Según sostienen en el radicalismo, la presidenta de Diputados resolvió suspender las designaciones de los oficialistas Vanesa Siley y Rodolfo Tailhade y de los diputados opositores Álvaro González (PRO) y Roxana Reyes (UCR) para el Consejo de la Magistratura por estricta orden de la vicepresidenta en el marco de la disputa que tiene con la Corte Suprema de Justicia.  

En la reunión de Labor Parlamentaria, los referentes de la alianza opositora le volvieron a plantear a Martínez su disgusto. No sólo le ratificaron que no daría quórum, sino que además le pidieron posponer la sesión preparatoria para la semana próxima, a la espera de que la Justicia resuelva lo que no consigue hacer el Poder Legislativo. Para ese momento, el interbloque Federal y los diputados de izquierda y de derecha ya habían resuelto que tampoco bajarían al recinto.   

Un rato después, en una conferencia de prensa en el Salón de Pasos Perdidos, el jefe del bloque de la UCR, Mario Negri, señaló que "la presidenta de la Cámara decidió dejar de defender los intereses de todos los diputados para sumarse a la estrategia de Cristina Kirchner de paralizar el Consejo de la Magistratura y atropellar la Justicia". "Cristina Kirchner atropelló a la Cámara de Diputados", agregó el titular de la bancada de la Coalición Cívica, Juan López.

Desde ese mismo lugar, rodeada de compañeros de su bloque, Moreau pidió a la oposición que se siente en sus bancas y defendió su apelación al fallo del juez Martín Cormick, quien anuló el nombramiento de Reyes en el Consejo de la Magistratura. A su turno, Siley respaldó la decisión de la presidenta de Diputados de suspender la resolución que designa a los legisladores para el organismo y remarcó que "lo que hizo Cecilia fue cumplir con un fallo judicial". 

"En realidad, Cecilia tendría que haber suspendido solamente la designación de Reyes porque el fallo judicial habla sólo de ella, pero para no generar problemas suspendió la designación de los cuatros diputados", se lamentó un diputado que tiene diálogo permanente con la titular de la Cámara baja, luego de advertir que Juntos por el Cambio estaba dispuesto a tensar al límite la pelea por una silla más en el Consejo.

Aún con la asistencia casi perfecta de la bancada del Frente de Todos y el apoyo del interbloque de Provincias Unidas, el oficialismo no logró reunir los 129 diputados necesarios para el quórum. En un hecho inédito, la sesión preparatoria se frustró. Los legisladores del interbloque Federal, que conduce Alejandro "Topo" Rodríguez, no ingresaron al hemiciclo aunque por razones distintas a los de sus pares de Juntos por el Cambio. "La responsabilidad de ponerse de acuerdo para elegir autoridades es de las fuerzas mayoritarias", apuntaron desde ese espacio. La izquierda tampoco quería quedar en medio de una disputa que le es ajena. 

Según el artículo 37 del reglamento de la Cámara de Diputados, si no son designadas nuevas autoridades, las actuales continuarán en sus funciones, por lo que Moreau; el vicepresidente primero, Omar De Marchi; el vice segundo, José Luis Gioja; y el tercero, Julio Cobos, permanecerán en sus cargos.  

Sesión especial, entre gritos e insultos 

Cuando llegó el mediodía, los ánimos estaban los suficientemente caldeados como para llevar adelante la sesión especial, convocada para las 13. Sin embargo, el oficialismo mantuvo en pie su decisión de sesionar para tratar la veintena de proyectos que figuraban en el temario. Esta vez, sí logró sumar a parte de los diputados del interbloque Federal y los cuatro de izquierda y alcanzó el número exacto para abrir el debate, luego de posponer dos veces el horario de inicio. El ministro de Economía, Sergio Massa, apareció en el recinto para respaldar a Moreau, luego de que fuera desairada por la oposición.

Todo lo que siguió después no hizo más que esmerilar los vínculos que algunos oficialistas y opositores mantuvieron con mucho esfuerzo durante casi tres años. El diputado de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro, junto a López; los legisladores de PRO Silvia Lospennato y Cristian Ritondo -presidente del bloque- y la radical Karina Banfi encabezaron el griterío que durante más de una hora convirtió al hemiciclo en una especie de estadio de fútbol. "¡Esta sesión es ilegal, es ilegal!", decían desde las bancadas de Juntos por el Cambio, en alusión a que no se había cumplido con los tiempos establecidos en el reglamento. 

"Están violando la Constitución", soltó Lospennato, enojada por la sesión que catalogaba de "inválida", pero además porque Moreau no les daba la palabra a los diputados de la coalición opositora que querían plantear cuestiones de privilegio. Ritondo gritaba con todo el cuerpo, mientras Ferraro se apostó frente al estrado para plantearle a Moreau, también en un elevado tono de voz, sus reclamos. De a poco, se fueron sumando más legisladores. Las diputadas del Frente de Todos se amontonaron a su alrededor y empezaron a vociferar: "¡Violentos! ¡Violentos! ¡Violentos!". Máximo Kirchner, que había bajado para dar quórum y luego se había retirado, volvió a su banca. 

En apenas unos minutos, empezaron con cánticos de un lado y del otro del recinto. En tono futbolero, los diputados de Juntos por el Cambio planteaban sus denuncias. Desde los palcos, los invitados de las universidades, junto a los legisladores oficialistas, cantaban “Borom bom bom, para el pueblo, la educación”. 

"No podés hacer esto", le espetó Lospennato a Moreau. A Gerardo Milman, de PRO, el oficialismo le pidió que entregue "el teléfono" y la oficialista Blanca Osuna no dudó en ir un paso más allá: "¡Milman asesino!". En el interbloque Federal se quejaban de que las dos principales coaliciones no estaban en condiciones de garantizar una sesión "razonable". 

Con el único objeto de dejar expuesto al oficialismo ante la falta de quórum que había en ese momento, Ferraro pidió una moción de orden para terminar con la sesión. El tablero marcó que no estaban los 129 diputados y Moreau no tuvo otra opción que dar por terminado el debate.

Más notas de

Gabriela Vulcano

Con cruces pero sin desbordes, Diputados empezó a tratar el juicio político a la Corte Suprema

Con cruces pero sin desbordes, Diputados empezó a tratar el juicio a la Corte

Diputados comienza a debatir este jueves el pedido de juicio político a la Corte Suprema de Justicia

Diputados comienza a debatir este jueves el pedido de juicio político a la Corte Suprema de Justicia

El inicio de las sesiones extraordinarias estará marcado por el debate del pedido de juicio político a la Corte Suprema

Sesiones extraordinarias, marcadas por el juicio a la Corte

Juicio político a la Corte Suprema: el oficialismo se prepara para comenzar el debate la semana próxima

Juicio Político a la Corte: el FdT busca iniciar el debate la semana próxima

Sesiones extraordinarias: la oposición se resiste a tratar el temario del FdT

Sesiones extraordinarias: la oposición se resiste a tratar el temario del FdT

El oficialismo apuesta al debate del juicio político para apuntalar la recusación contra los jueces de la Corte

El FdT apuesta al juicio político para apuntalar la recusación contra la Corte

El Gobierno llamó a sesiones extraordinarias y empuja a la oposición a sentarse a debatir

El Gobierno llamó a sesiones extraordinarias con un amplio temario

El oficialismo traza la estrategia para el debate del pedido de juicio político contra la Corte Suprema

El FdT traza la estrategia para el debate del pedido de juicio político a la Corte

Juntos por el Cambio obstaculizará el tratamiento de proyectos, si el oficialismo insiste con el juicio político a la Corte

JxC obstaculizará el debate de proyectos, si el FdT insiste con el juicio a la Corte

El oficialismo y Juntos por el Cambio apuran las definiciones sobre el juicio político contra la Corte Suprema

El FdT y JxC apuran definiciones del juicio político contra la Corte