El conflicto por la revisión paritaria del sector neumáticos sigue en escalada ascendente. Luego del fracaso de otra audiencia en el ministerio de Trabajo, el gremio decidió activar una semana de asambleas y 15 jornadas de paro en las plantas de Fate, Pirelli y Bridgestone.

Con más de dos meses en la pulseada que ya requirió la intervención del titular de la cartera laboral, Claudio Moroni, y su par de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli, en el sector empresario insisten sobre el peligro de desabastecimiento de cubiertas en las automotrices.

Las instancias para que Trabajo aplique la conciliación obligatoria están agotadas.

El Sindicato Único de Trabajadores del Neumático (Sutna), que comanda Alejandro Crespo, reclama el 71% de mejora para su acuerdo paritario y el pago de las horas extras en fines de semana, como también para el personal que cumple una semana laboral superior a las 40 horas en valor del 200%, cuestión que rechazan las compañías.

El Sutna es la única organización sindical de la industria que se referencia en el “clasismo”. Desde hace meses mantiene férrea su posición. “Las patronales con su posición intransigente tratan de imponer en realidad el fin de la negociación colectiva, reemplazándola por su antigua forma de actuar. Pretenden volver a imponer de forma prepotente y unilateral su posición que solo responde a sus propios intereses”, realzaron desde esa cúpula gremial.

Costo laboral, dólares, paralización

Para ellos tanto Fate como Pirelli y Bridgestone tienen el costo del pago de salarios en pesos, mientras se benefican con las medidas que aplicó el Gobierno respecto a divisas y comercio exterior. Como también recordaron que los neumáticos se comercializan “a precio internacional”.

“Pretenden seguir hundiendo a los trabajadores en el atraso salarial, la flexibilización de sus condiciones laborales y la implementación del maltrato como moneda corriente”, resaltaron.

Por su parte la cámara empresaria que agrupa a las 3 firmas remarcaron el riesgo de provisión de cubiertas que ya paralizó la producción en Nissan y Renault en la provincia de Córdoba, semanas atrás, y que en el presente, aseveran que las medidas del Sutna  “podrían detener la industria automotriz a pleno”.