La CGT manifestó su repudio y rechazo al ataque sufrido por el camionero Guillermo Andrés Jara que le costó la vida a ese trabajador. Desde Azopardo puntualizaron que el hecho se produjo, como consecuencia de las acciones llevadas adelante por grupos autoconvocados’ de la localidad de Daireaux”, en la tarde del lunes cuando el chofer intentó eludir un piquete.

A través de sendos comunicados tanto la CGT como el Sindicato de Camioneros se refirieron al episodio. “Expresamos nuestra solidaridad y acompañamiento a la familia del compañero en este doloroso momento, y exigimos que se esclarezcan de inmediato los hechos para poder detener a los responsables de esta cobarde agresión”, manifestaron desde la central obrera.

“Esperamos que la Justicia trabaje con celeridad frente a esta salvaje agresión a un padre de una familia, del mismo modo que actúan rápidamente cuando deciden judicializar una acción o protesta sindical. La defensa de las y los trabajadores es el primer objetivo de esta Confederación General del Trabajo, que no cesara en su exigencia de justicia hasta que todos los responsables sean identificados y juzgados por las autoridades”, rubricaron.

Camioneros

Desde la organización gremial que lideran Hugo y Pablo Moyano calificaron “artero” el ataque sufrido por Jara. “Exigimos el inmediato esclarecimiento y detención de todos los responsables de tan repudiable acto. Expresamos nuestra solidaridad y acompañamiento a la familia y seres queridos ante tan grave perdida”.

Además de las condolencias Camioneros declaró el estado de alerta “hasta tanto se haga justicia y se actúe con la mayor severidad con los responsables de tan cobarde acto”. Para también apuntar a la responsabilidad de quienes “fogonean” la grieta en el país, puntualizaron “responsabilizamos a los medios de comunicación y periodistas que constantemente incitan a la violencia atacando a nuestra organización gremial y demonizando a nuestros trabajadores y dirigentes.

Cuando es nuestro gremio el que legitimante inicia alguna medida en defensa de los trabajadores, es judicializado por operadores de la Justicia y del Pro, quienes se dicen defensores de la República, pero cobran en dólares para atacar al movimiento obrero”, enfatizaron desde Camioneros.