Ante las nuevas evidencias sumadas a la investigación que derivaron en la detención de una tercera acusada, la jueza federal María Eugenia Capuchetti indagará este miércoles a los tres detenidos que tiene la investigación por el atentado a la vicepresidenta Cristina Kirchner, en las inmediaciones de su domicilio de Recoleta.

La última imputada, Agustina Díaz, y los otros dos acusados, Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte arribaron en distintas camionetas de la Policía de Seguridad Aeroportuaria al edificio de Comodoro Py 2002, donde aguardaban por separado ser llamados a la indagatoria, informaron a Télam fuentes judiciales. 

Sabag Montiel y Uliarte ampliarán su declaración y se les exhibirá la nueva evidencia sumada a la causa por el intento de homicidio de la ex mandataria cometido el 1 de septiembre pasado.

Las indagatorias se realizarán en el despacho de Capuchetti en el tercer piso de Comodoro Py, adonde desde temprano estaba acompañada del fiscal del caso, Carlos Rívolo.

La magistrada recibió ayer un pedido de la Vicepresidenta para ser tenida como querellante en la investigación y contar con acceso a la causa por parte de su abogado José Manuel Ubeira.

Además de la detención de Díaz, las nuevas pruebas reveladas por fuentes judiciales indicaron que Sabag Montiel y Uliarte planeaban alquilar un departamento en Recoleta que les permitiera una vista limpia hacia la propiedad de Cristina Kirchner.

Por su parte, Gregorio Dalbón, uno de los abogados de la ex jefa de Estado, aseguró que se solicitará que "ofrezcan una recompensa" a quienes brinden información sobre personas que hayan estado involucradas en el hecho.

"Le vamos a pedir a Seguridad que ofrezca una recompensa a quienes tengan conocimiento de personas que hayan sido financiadas y estén involucradas en este intento de homicidio. No creo que esto haya sido un hecho aislado. Tenemos que saber si hubo financiamiento para las personas que están involucradas", señaló en diálogo con Radio Continental.

Declaración de la tercera detenida 

Agustina Díaz, por su parte, fue detenida el lunes a raíz de mensajes detectados en el análisis del contenido del teléfono celular de Brenda Uliarte.

A primera hora de la mañana se presentaron en Comodoro Py dos abogados enviados por el padre de Díaz y aguardaban entrevistarse con ella para ser designados oficialmente en su defensa, ejercida hasta ahora por el defensor oficial Juan Hermina.

Uno de los abogados, Javier Molina, anticipó a la prensa que Díaz "no va a declarar" por el momento, y aseguró "no saber por qué" la joven se encuentra detenida.

"Por el momento, Agustina no va a declarar y no entendemos por qué está detenida. Sería apresurado tomar alguna decisión sin tomar primero conocimiento de la causa", indicó Molina en declaraciones a la prensa formuladas en la entrada a los Tribunales de Comodoro Py.

Ataque contra Cristina Kirchner: todas las noticias 

Los tres detenidos llegaron a Comodoro Py, en medio del despliegue de un operativo de la PSA 

El letrado dijo que la joven "no milita en ninguna agrupación" y aseguró que era "compañera de escuela" de Uliarte, la pareja de Fernando Sabag Montiel. Además, remarcó que el intercambio de mensajes entre ambas "no tenía que ver con este hecho que se está investigando".

La magistrada tiene planeado tomarles declaración indagatoria este miércoles a los tres detenidos que tiene la causa que se sigue por el intento de magnicidio contra la exmandataria.

Díaz quedó bajo la lupa de los investigadores a partir de una serie de mensajes que intercambió con Uliarte, a la que intentó ayudar a ocultarse de la justicia, por lo que le imputarían el delito de encubrimiento.

La información que comprometió a Díaz hasta el punto de que fuera ordenada su detención surgió del celular de Uliarte, quien la tenía agendada como "Amor de mi vida" y solía compartir expresiones de odio, según detallaron a Télam fuentes de la investigación.

Allanamientos y nuevas pruebas 

La detención de Díaz se produjo en el partido bonaerense de San Miguel, en el marco de una serie de operativos ordenados por Capuchetti y llevados a cabo por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA). Allí también se secuestraron tres teléfonos celulares, de los cuales solo uno estaba activo, informaron las fuentes consultadas.

La PSA llevó a cabo en la noche del lunes otros dos allanamientos, uno en provincia de Buenos Aires y otro en la ciudad de Buenos Aires, en los que se secuestraron también teléfonos celulares, notebooks, pendrives y demás dispositivos que ya están siendo sometidos a peritaje.

Uno de esos allanamientos fue en el domicilio de un hombre de confianza de Uliarte, con el que mantenía intensas comunicaciones y que los investigadores creen que pudo haberla ayudado a tratar de escapar: le secuestraron el teléfono celular y otros elementos para avanzar con esa línea de pesquisa.