La vocera de Presidencia, Gabriela Cerruti, negó que el conflicto que se generó en el Frente de Todos por el manejo de los planes sociales sea una "pelea" y aseguró que es un "debate normal y habitual" dentro de una coalición de gobierno. Por su parte, la vicepresidenta Cristina Kirchner volvió a arremeter contra el mandatario Alberto Fernández por el "uso de la lapicera".

"No calificaría como pelea a un debate normal y habitual en una coalición de Gobierno", señaló la funcionaria, y afirmó que ese es el funcionamiento habitual para las coaliciones en otros países. Lo que existe es "un debate público y a los medios les encanta convertir(lo) en pelea", remarcó en declaraciones a Radio con Vos. 

El lunes, la vicepresidenta dio un discurso en un plenario de la CTA en el que volvió a plantear críticas hacia la gestión de Fernández: entre otras cosas, pidió que se "termine la tercerización" de los planes sociales y que el Estado nacional recupere "el control, la auditoría y la aplicación" de estas políticas, las cuales dio a entender que están en manos de las organizaciones sociales. Esto generó críticas de las organizaciones sociales, en especial del Movimiento Evita, que denunció una "campaña de estigmatización", y convocó a "a construir un espacio político" nuevo.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández se diferenció de la vicepresidenta —al igual que otros integrantes del FdT— y defendió el rol de las organizaciones sociales al decir que "no se llevaron la plata de los más vulnerables, sino que los acompañaron, los alimentaron y se asociaron al Estado" en la implementación de estas políticas sociales.

Este miércoles, la vicepresidenta reavivó la interna al afirmar que "gobernar" pasa por "generar los dólares que necesita la economía y el trabajo que necesita el pueblo" y volvió a hablar específicamente del "uso de la lapicera", que le reclamó al mandatario en otras ocasiones. De todas formas, dos días atrás aseguró que "la unidad del Frente de Todos no estuvo ni está en discusión".

"Tenemos que acostumbrarnos a que es un Frente", propuso Cerruti, "que tiene diferentes espacios que quieren profundizar la agenda hacia uno u otro lado. El que toma las decisiones el Presidente, pero se escuchan todas las voces. Sucede en todos los países en los que gobierna una coalición".

En ese sentido, dijo que las diferencias manifestadas entre diversos dirigentes "son distintos capítulos de un debate que se encarrila, que se da públicamente, que se da en los distintos ámbitos y que finalmente sintetiza posiciones y en el cual, las decisiones las toma el Presidente de la nación".

Cerruti, además defendió el rumbo tomado por la administración de Alberto Fernández: "Se está generando trabajo, hay crecimiento y tenemos una de las crisis del crecimiento que es habitual y tenemos que resolver bien, porque en otros momentos se resolvió mal".

"(Eso sucede) cuando hay crecimiento y existe mayor demanda de importaciones y de dólares. Para eso, como dice el ministro (Daniel) Scioli, tenés que ir ordenando cuáles son las importaciones prioritarias para las industrias prioritarias", comentó, luego de que Cristina critique el "festival de importaciones" y reivindique a una empresa local que comenzó a exportar trucha a Japón.

La funcionaria aclaró que la Argentina "tiene tensiones por la inflación, tiene tensiones por la recuperación del salario que cayó durante tantos años, y tiene tensiones por la guerra, por supuesto, pero se está en el camino correcto".

Respecto de los señalamientos realizados por la vicepresidenta, coincidió en que se está trabajando para "coordinar" la gestión de la economía "entre AFIP, Banco Central, Ministerio de Economía y de Producción".

Respecto de los planes sociales, dijo que la generación de empleo es abordado por el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, quién "viene dando ese debate hace mucho tiempo y está tomando medidas en ese sentido".