El expresidente Mauricio Macri reapareció públicamente luego de que Juntos por el Cambio protagonizara varios episodios de tensión entre sus miembros. A pesar de negar su candidatura para el 2023, aseguró: "No me subí, pero no me gusta que me bajen ni que me pongan en la pelea electoral".

La semana pasada, Juntos por el Cambio se reunió para limar asperezas en una interna que tuvo como principales protagonistas a la cúpula del PRO, allí definieron cuáles serían los precandidatos rumbo a 2023. Dentro de la lista no figura el nombre de Macri, aun así los rumores de una eventual candidatura del exmandatario no cesan y ante esto el expresidente aclaró: “No me subí, pero no me gusta que me bajen ni que me pongan, hoy me siento cómodo haciendo esto: alentando a dirigentes valiosos”.

En diálogo con Todo Noticias (TN), el empresario dejó en claro que su rol está en “debatir ideas” dentro de Juntos por el Cambio, algo que considera “un aporte mayor que salir a la cancha a decir si quiero ser o no candidato”. “Tenemos que discutir para qué vamos a volver, cuáles son los valores que nos van a sacar de décadas de decadencia. Hay que profundizar ese debate dentro de la coalición”, dijo.

En la misma línea, el exmandatario aprovechó para criticar al oficialismo: “Estoy triste y preocupado por lo que estamos viviendo, por un gobierno sin rumbo que no tiene plan y que se dedicó a destruir oportunidades”, a la vez que cuestionó a la gestión de Alberto Fernández, pero destacó que la gente le “transmite una convicción a favor de un cambio”, que esta vez debe ser “profundo”.

Cascos especiales para el 2023

Macri ironizó al manifestar que está “comprando cascos especiales” tras el cruce que tuvo la líder del PRO, Patricia Bullrich con el dirigente de Camioneros, Pablo Moyano, luego de sus advertencias a Juntos por el Cambio en caso de que vuelvan al poder en las elecciones de 2023.

"Conmigo los aprietes no van, Pablo Moyano", afirmó Bullrich desde su perfil de Twitter, a la vez que añadió: "En mi Gobierno, si violás la ley, vas preso. Te aviso".

En este contexto, el expresidente aseguró que  “en un país donde existen Pablos Moyanos nadie invierte y si nadie invierte no hay trabajo, y si no hay trabajo no salimos de la pobreza” y enfatizó: “Con el apoyo de la gente para ir a fondo con los cambios, si vienen con las piedras vamos a bancar con el casco puesto. Vamos a imponer la ley y la Argentina cambia. Argentina va a entrar en una era de sensatez”, insistió.

Dando pistas de lo que sería un eventual plan de gobierno comandado por su espacio político, señaló que “no existe más la oportunidad de la política gradualista porque esta herencia va a ser mucho peor que en el 2015″.

“Si Perón resucitase hoy se afiliaría a Juntos por el Cambio

Macri se metió en la interna del Frente de Todos y aseguró que “el peronismo perdió la dignidad” y “está sometido a ideas trasnochadas que no tienen que ver con su raíz”. “Esta versión del kirchnerismo defiende a los que no trabajan, los que defendemos a los que trabajan somos Juntos por el Cambio, agregó e ironizó: “Si Perón resucitase hoy se afiliaría a Juntos por el Cambio”.

“El General decía que cada uno tiene que producir como mínimo lo que consume. No me volví peronista, trato de recordarles a ver si recuperan la memoria, el rumbo y el sentido de la vida. Están todo el tiempo tratando de ordeñar la vaca del otro, es terrible lo que pasa”, continuó criticando al kirchnerismo.

 

No obstante, aclaró que no cree en “la grieta entre personas”, sino “entre ideas anacrónicas, destructivas, y las ideas modernas” y agregó: Estamos juntos y trabajando para volver al poder, discutiendo con más profundidad que antes, pero no se puede dialogar con quienes perversamente te acusan de que gente vinculada a nosotros forma parte del atentado contra Cristina Kirchner”.