El presidente del PJ bonaerense, Máximo Kirchner, le cuestionó al macrismo la "poca dignidad que hay que tener para seguir dentro de un espacio político que quien lo conduce espía a sus propios dirigentes". En tanto, el legislador apuntó que los integrantes del sector que conduce el expresidente Mauricio Macri "metían presos a quien quería en Argentina, amenazaban, se espiaban entre ellos mismos". 

"Hoy escuché decir a Macri decir que no tenía poder ¿En serio? Metían presos a quien quería en Argentina, amenazaban, se espiaban entre ellos mismos. Espiaban a su propia familia, al jefe de Gobierno [Rodríguez Larreta] le detonaron prácticamente la vida espiándolo. Cuán poca dignidad hay que tener para seguir dentro de un espacio político que quien lo conduce espía a sus propios dirigentes", remarcó Kirchner.

Fue en un encuentro con delegados de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) en el partido bonaerense de Avellaneda, tras una semana de críticas para el kirchnerismo por la causa de "Vialidad" en la que Cristina Kirchner figura como principal imputada, con un pedido del fiscal Diego Luciani por 12 años de prisión. 

El diputado oficialista llamó a la oposición a "sacarse de encima" al exmandatario y envió un mensaje de unidad hacia el interior del Frente de Todos: "No caigan ni caigamos en la trampa de enfrentarnos entre nosotros, lo que no quiere decir que no podamos debatir qué rumbo hay que tomar. Enfrentarnos entre nosotros nunca, porque ahí va a ser cuando ellos ganen", instó.

Al diferenciarse del macrismo, Máximo dijo: "Me comprometo con esos dirigentes, que hoy están secuestrados por Macri, a no usar nada de lo que Macri ventile de ellos para que, de una vez por todas, se lo puedan sacar de encima".

En ese punto, el referente de La Cámpora le habló directamente a Rodríguez Larreta: "Tiene que sacarse la pata de encima, porque si aspira realmente el jefe de Gobierno de la Ciudad a gobernar el país que se le pare de manos. Que le demuestre a los argentinos que por más de que tenga otras ideas diferentes a las nuestras, tiene el coraje para no dejarse extorsionar por quien fundió a la Argentina en cuatro años".

"Los medios de comunicación los quieren hacer pelear con los compañeros que reciben alguna ayuda del Estado, enfrentando trabajadores que están por debajo de la línea de pobreza con compañeros que no pueden acceder al trabajo formal", agregó.