A una semana de que se realice la asamblea para elegir a la Junta electoral del Sindicato de Comercio de la Ciudad de Buenos Aires, la conducción gremial fijó postura y señaló que ese espacio fue “siempre una organización participativa y democrática” y rechazó las manifestaciones de violencia que se enviaron desde un sector opositor.

Por medio de un comunicado, el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC) de la Ciudad de Buenos Aires, remarcó que ante el inicio del proceso electoral ese espacio mantiene su postura de ser una “organización sindical participativa y democrática, sin conflictos ni violencia o patoterismo”.

El próximo viernes 8 de julio se inicia un proceso electoral “amplio, participativo y democrático, donde esperamos que la oposición deje de lado sus métodos violentos y amenazas que sólo pretenden perturbar a las compañeras y compañeros trabajadores”, remarcó el Sindicato.

“A lo largo de nuestra historia, supo transitar por distintos procesos eleccionarios que se dieron en un marco de sana competencia y en paz. Pero, lamentablemente, un sector encabezado por Ramón Muerza, quien formó parte del gremio durante 20 años y donde llegó a ser el Secretario de Organización, desde un tiempo a esta parte intenta imponer la violencia, la prepotencia y las operaciones judiciales, como mecanismo para dirimir una cuestión electoral”, señaló el sindicato por medio de un comunicado.

Muerza promovió distintas presentaciones judiciales “para intervenir el gremio, sumando patotas y grupos de choque, que nada tienen que ver con la cultura de Comercio” señalaron en el comunicado y plantearon que en 2018 se presentó en una Fiscalía Federal un planteo sobre “que en el padrón del sindicato (bajo su responsabilidad como Secretario de Organización) figuraban 6 mil afiliados muertos”.

“El Sindicato de Comercio demostró que la denuncia se hizo con mala intención a partir de la utilización de un padrón viejo” y recordaron “la irrupción de Muerza y sus seguidores en la Asamblea Ordinaria de aprobación de Memoria y Balance celebrada en diciembre pasado en Parque Norte”.

“Los videos son elocuentes y muestran como sus partidarios toman por asalto el estrado, insultan y arrojan sillas (y lo que tienen a mano) sobre los afiliados y las afiliadas que formaban parte del acto formal. Hoy, como si se tratara de otra persona, el propio Muerza sin ponerse colorado reclama públicamente ´un proceso electoral transparente´ y pide ´garantías´”, remarcaron.