El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires pautó que las familias porteñas con hijos que no cumplan con la regularidad escolar se les quitará el pago de subsidios para hogares en situación de pobreza e indigencia previstos en el programa social Ciudadanía Porteña.

El mismo consiste en una prestación social que entrega un monto adicional en una tarjeta magnética precargada por cada menor integrante del hogar que se encuentre escolarizado. Es equivalente a la Tarjeta Alimentar de Anses y sólo se puede usar para los siguientes productos:

  • Alimentos
  • Productos de limpieza e higiene personal
  • Útiles escolares
  • Combustible para cocinar.
Escuelas de CABA

En ese sentido, desde CABA explicaron: "Para ser un alumno regular, los estudiantes deberán asistir en cada bimestre un mínimo del 85% de los días efectivos de clases durante el ciclo lectivo, según las fechas establecidas en la agenda educativa. Asimismo, no podrán tener más de 25 inasistencias injustificadas a lo largo del año".

Y agregó: "Quienes pierdan la condición de alumno regular podrán recuperarla luego de haber asistido un mínimo del 85% de días efectivos de clases en el siguiente bimestre y una vez que hayan podido abordar los contenidos dictados en su ausencia".

Si eso ocurriera, el GCBA especificó en el comunicado que se comunicarán con la familia para "entender la situación e intentar que el menor retome sus estudios", así como también con la escuela, y les darán un plazo de tres meses para que la situación se regularice. En el caso de que eso no pase, "se dará de baja el componente adicional".

Aún así, los niños y adolescentes que pierdan la regularidad deberán seguir asistiendo a cursar el ciclo lectivo en sus respectivos establecimientos escolares, es decir, no se permite rendir las materias en condición libre.