La provincia de Buenos Aires implementó  un operativo integral de fiscalización en la zona balnearia de La Frontera, en Pinamar, para verificar las condiciones de circulación de cuatriciclos y otros rodados, así como la situación impositiva de embarcaciones y vehículos de alta gama en esa exclusiva playa bonaerense.
 
Los equipos de fiscalización de ARBA verificaron si quienes poseen embarcaciones deportivas, motos de agua, camionetas 4x4, jeeps y otros automotores de lujo registran deudas tributarias, en línea con los controles que el organismo viene desarrollando en la costa, centrados siempre en contribuyentes de alto poder adquisitivo.
 
El Ministerio de Transporte además, pone el foco en la circulación de cuatriciclos, fourtrax, todoterrenos y vehículos UTV, que han provocado diversos incidentes en la playa, con el objetivo de corroborar la documentación habilitante de esos rodados y las condiciones de seguridad vial en el lugar.


 
Estos controles conjuntos de ARBA, Transporte y Policía bonaerense se desarrollan, por un lado, en un punto fijo de verificación montado en el acceso a La Frontera. Y, a la vez, se complementan con fiscalizaciones exhaustivas a lo largo de toda la franja de playa.
 
La zona de La Frontera, al norte de Pinamar, es uno de los sitios más exclusivos de la costa. Es un lugar aislado, con un paisaje privilegiado de médanos y playa, al que suelen llegar camionetas, vehículos 4x4 de alto valor, cuatriciclos, así como embarcaciones deportivas, lanchas y motos de agua.