El emblemático automóvil Institec modelo “Justicialista” y otros bienes que pertenecieron al expresidente Juan Domingo Perón pasaron a manos del Ministerio de Cultura, tras haber estado más de 60 años bajo custodia del Banco Ciudad. El traspaso formal se concretó luego de un encuentro entre el ministro Tristán Bauer y el titular de la institución bancaria porteña, Guillermo Laje.

A través del decreto 511/2021 publicado en agosto pasado, más de mil objetos que pertenecieron a Perón fueron declarados “Bienes de Interés Histórico Nacional”. Asimismo, se estableció que su custodia y conservación le corresponde a cargo de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos que funciona dentro de la cartera de Cultura. 

Luego de que Perón fuera derrocado en 1955, los objetos permanecieron a resguardo en el Banco Ciudad como depositario judicial, dispuestos en salas exclusivas para su guarda y conservación, y auditados de manera plurianual por los tasadores de la institución. 

Laje, Bauer y el automóvil "justicialista"

Para el Banco Ciudad es motivo de orgullo poder hacer entrega de los bienes del expresidente Perón al Ministerio de Cultura de la Nación, después de tantos años que han permanecido protegidos en nuestra entidad”, sostuvo Laje en el acto de traspaso.

Por su parte, Bauer calificó como “un honor recibir en custodia los bienes del expresidente Juan Domingo Perón por el valor histórico y cultural que representan”, al tiempo que agregó que se tratan de “bienes que pertenecieron a una figura clave de nuestra historia”. De hecho, varias de las piezas de colección serán exhibidas próximamente en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

Los mil objetos de Perón

La mayoría de los bienes que pertenecieron al líder justicialista son objetos de indumentaria: ambos, pantalones, chalecos, ropa deportiva, calzado y accesorios como cinturones, corbatas, moñitos, billeteras, relojes.

Además, hay piezas decorativas como placas y plaquetas con inscripciones, regalos de otros presidentes. También hay varias armas, entre ellas varias carabinas; dos obras de arte, más precisamente, óleos sobre tela; y un anillo de oro con un rubí incrustado

Sin embargo, la joya de la colección es el automóvil marca Institec, modelo Justicialista del año 1954, tipo coupé, con dos puertas y techo rígido removible. El Institec Justicialista Sedan fue inspirado en el diseño del Chevrolet 51 y en la mecánica de la automotora alemana DKW (Dampf-Kraft-Wagen). 

Justicialista Gran Sport exhibido en el Museo del Bicentenario, modelo 1954.

Con el golpe militar de la autodenominada Revolución Libertadora se detuvo su fabricación. Hasta ese momento, en los casi dos años de fabricación se produjeron 2.300 vehículos, entre pick ups, furgones y sedanes.

Las nuevas autoridades impuestas por el gobierno de facto entregaron la planta de producción a la distribuidora nacional de vehículos Porsche y fue renombrada TERAM. El Justicialista fue modificado: el motor fue puesto en la parte posterior, cambiando la trompa para asemejarlo al Porsche 356, y fue denominado Puntero.