Casi por arte de magia, un empleado de una de las productoras de fiambres más grandes de Chile se despertó con una sorpresa: le habían depositado por error una suma de 200 mil dólares, casi 40 millones de pesos argentinos al precio dólar blue hoy, o 281 millones de pesos chilenos.

El hombre, lejos de devolver el dinero, renunció a su trabajo y se fugó con esa suma. En consecuencia, la compañía inició acciones legales y lo demandó por “apropiación indebida”. 

De todos modos, el argumento principal del trabajador para no restituir el depósito fue que el "error no había sido suyo". 

Por error recibió una suma millonaria 

Todo comenzó por un error del área de recursos humanos y el hombre recién se enteró cuando fue a cobrar su sueldo de mayo. Al ingresar a su cuenta bancaria, se percató de que era millonario. 

¿Qué haría una persona en eso caso? El trabajador optó por hacerse el distraído. No obstante, la empresa se terminó dando cuenta del accidente y le exigió que devolviera la suma que no le pertenece

El hombre recibió por accidente 281 millones de pesos chilenos

Al día siguiente, el empleado tenía que ir a la sucursal bancaria para entregar los millones que había retirado, pero nunca apareció. Lo llamaron cientos de veces hasta que contesto y argumentó que "se había quedado dormido". 

La empresa siguió esperando, pero nunca hubo respuesta. Incluso pasaron días sin saber del hombre, hasta que un abogado se presentó en la firma para comunicar que su defendido no estaba convencido de devolver la plata "porque el error no era suyo".

 Finalmente, entregó una carta de renuncia voluntaria y desapareció. En consecuencia, los jefes del empleado iniciaron acciones legales y lo denunciaron por “apropiación indebida”.

Ante el juzgado, admitieron que fue un error, pero argumentaron que eso no le da derecho a quedarse con el dinero e insistieron en que el acusado devuelva la plata a su dueño.